Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

dreamstime_4418297

Hace unos días les informamos como científicos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) estaban dando un sobresaliente paso en el diagnostico de cáncer. Ahora nuevamente investigadores de esta casa de estudios están dando de que hablar fabricando implantes poliméricos semiconductores capaces de inducir la reconexión entre las células afectadas de la médula después de una lesión.

“Son polímeros biocompatibles cuya estructura química se va repitiendo en forma de redes, es decir, el polímero se parece a las moléculas del cuerpo para que el sistema inmunológico no las rechace”, dijo Luis Camilo Ríos Castañeda, responsable de la investigación.

“Los polímeros derivados a partir del pirrol ofrecerán una alternativa de tratamiento al paciente con una lesión traumática en la médula espinal, ya sea por mecanismos neuroprotectores, que evitan la muerte de neuronas, o de regeneración del sistema nervioso, que permitiría nuevamente la reconexión de las células después de una lesión traumática”.

Actualmente las pruebas realizadas en Macacos Rhesus después de una lesión traumática en la médula espinal han sido muy alentadoras, refieren los autores. Sobre los resultados obtenidos en dichos animales después de la aplicación del implante, se observó que al introducir el polímero se restablecieron las conexiones neuronales y el primate recuperó algunos de sus reflejos.

El objetivo a largo plazo es que cuando el implante se aplique en humanos ofrezca la posibilidad de reconectar la médula espinal con el resto del organismo y, junto con la rehabilitación, se recupere una parte de la capacidad motriz perdida.

“En ratas hemos visto que cuando las rehabilitamos logran alcanzar una recuperación casi completa; es decir, en pacientes el proceso de rehabilitación sería muy importante”, agrego.

De acuerdo con la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), en la actualidad no hay ningún tratamiento aceptado en el mundo para la lesión traumática de la médula espinal. De ahí la relevancia de este proyecto mexicano.

Referencia: Conacyt

Desde la Red…
Comentarios