Al conversar con nuestros contactos muchos de nosotros estamos acostumbrados a hacerlo a través de SMS, Messenger, celular, redes sociales, etcétera, pero también hay momentos en que hace más que letras o voz para transmitir algo.

En esos casos, uno tiene a la mano cosas como videoconferencia (en el celular o computadora) por medio de distintos servicios existentes. Pero esas son noticias viejas, ¿cómo enriquecer esa llamada de video? Investigadores del MIT Media Lab han dado una nueva capacidad a esa característica.

Por medio de Kinect (como si aún nos sorprendiera) el software de teleconferencia desarrollado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts permite que tu interlocutor pueda ver diversas cosas en pantalla.

La primera es que cuando uno de los miembros cuyas palabras están siendo transmitidas a través de Kinect comienza a hablar, el contador que está encima de su cabeza comienza a andar, llevando la cuenta del tiempo que se lleva al habla.

Otra es que se puede paralizar la imagen de uno (no como si sólo se pausara, sino que literalmente sólo tu cuerpo es el que se queda inmóvil en el recuadro) mientras que puedes hacer otra cosa que no quieres que se vea del otro lado.

Algo más que se puede definir es qué parte de la imagen quieres que se vea, dejando todo lo demás en blanco. Esto funciona para centrar la atención de los demás en lo que tú quieres.

La última, pero no menos impresionante, es poder colocar objetos con códigos de realidad aumentada que el software reconoce y puede servir tanto para medir la distancia en tiempo real entre ellos como para insertar imágenes en vivo que podrían fungir como maquetas virtuales.

Todo esto podría enriquecer en mucho las reuniones de trabajo a distancia, además de facilitar el mando sobre algunos aspectos que no siempre son controlables.

Fuente

Enlaces Patrocinados
Comentarios