Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

nh-path

La sonda New Horizons, que completó un asombroso viaje hasta llegar a Plutón en julio pasado, tiene un nuevo destino: un pedazo de hielo, de unos 45 kms de diámetro, conocido como 2014 MU69, y que está a una distancia de cerca de mil millones de kilómetros de la Tierra. Los científicos han planeado visitar algunos objetos interesantes del cinturón de Kuiper, uno de los miles de rocas y hielo que orbitan el Sol en una nube más allá de Neptuno. La NASA anunció que los científicos del New Horizons seleccionaron el 2014 MU69 en lugar del otro candidato, otro pedazo de hielo llamado 2014 PN70.

La NASA tiene que aprobar oficialmente esta misión secundaria, pero todo parece indicar que así ocurrirá. Si todo sale como se planea, la sonda llegará a su destino en enero del 2019. De hecho, después de su viaje hasta Plutón, el New Horizons continuará su viaje al 2014 MU69, etiquetado como PT (Potential Target 1). Muchos pensamos que Plutón estaría hasta el final del sistema solar, pero en realidad es uno de los objetos más grandes dentro del cinturón de Kuiper. La NASA de hecho tenía previsto que New Horizons siguiese su camino a otros objetos y por ende, se le dotó de suficiente combustible para ello. Además, ayudados con el Telescopio Espacial Hubble, la NASA ha podido elegir objetivos potenciales.

nw-hieloVisitar el cinturón de Kuiper es importante porque se conoce muy poco acerca del mismo como un todo y porque la composición del cinturón podría darnos pistas de exactamente cómo está constituido el sistema solar. Este cinturón se formó hace unos 4.6 mil millones de años, al mismo tiempo que otros planetas y la propia Tierra. Pero por razones desconocidas, la Tierra siguió creciendo y Plutón, por ejemplo, se detuvo en su crecimiento, tal vez como muchos otros objetos en el mencionado cinturón.

Esto quiere decir que los objetos en esta franja del espacio podrían ser cápsulas congeladas en el tiempo de lo que habría sido el sistema solar en sus inicios. Hemos estudiado algunos de los más pequeños (los cometas, con órbitas extremadamente elípticas que ocasionalmente se acercan lo suficiente a la Tierra) y ahora uno de los más grandes, Plutón. Visitar un objeto como el 2014 MU69 podría ayudarnos a conectar los puntos, dice Alan Stern, principal investigador de la misión New Horizons.

Para llegar al objeto en cuestión, los cohetes del New Horizons se encenderán en octubre para alterar ligeramente su trayectoria y poner a la nave en el curso apropiado. Cuando llegue a su objetivo, en el 2019, tomará fotos y recolectará todo tipo de datos científicos que mandará a la Tierra. Después de eso, en New Horizons seguirá flotando en el espacio, sin un destino planeado, hasta que alcance los límites del sistema solar o agote su combustible, cosa que podría ocurrir por el año 2030.

 

Referencias:

VOX 

Desde la Red…
Comentarios