Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Wi-Fi

Un tribunal francés falló a favor de una mujer francesa que afirma ser alérgica al  Wi-Fi. De este modo, a Marina Richard se le han concedido pagos mensuales renovables de 800 euros durante un periodo de más de tres años, todo después de que la corte de Toulouse afirmara que ella era incapaz de trabajar debido a una condición conocida como hipersensibilidad electromagnética.

Sin embargo, actualmente los pagos están congelados debido a que una apelación fue presentada, aunque el abogado de Richard dijo que la decisión de la corte trae esperanza a muchas personas en Francia que sufren del mismo padecimiento.

Y es que el problema principal radica en que la hipersensibilidad electromagnética no está reconocida por el gobierno francés y los expertos están divididos sobre lo que causa está condición. Algunos creen que el principal culpable es la exposición a campos electromagnéticos emitidos por computadoras, dispositivos móviles, torres de telefonía celular, pantallas de televisión, radios, conexiones Wi-Fi, teléfonos inalámbricos y otras tecnologías.

A pesar de que es difícil de diagnosticar, los síntomas más comunes de aquellos que padecen hipersensibilidad electromagnética se manifiestan en la piel e incluyen enrojecimiento, sensación de hormigueo y ardor, así como dolores de cabeza, fatiga, mareos, problemas digestivos y palpitaciones fuertes del corazón.

Actualmente, Robin des Toits, una asociación ecologista, busca que la hipersensibilidad electromagnética sea reconocida oficialmente en Francia para establecer regulaciones nacionales que limiten la exposición a las ondas electromagnéticas, algo que ya se ha hecho en Suecia, donde se reconoció oficialmente esta enfermedad como un deterioro funcional.

Referencia: BBC News

Desde la Red…
Comentarios