Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

pcildora

Las personas que sufren diabetes podrían contar en un futuro con una nueva opción de tratamiento para el manejo de su glucosa en sangre, gracias a una píldora de insulina que está siendo desarrollada por la Universidad de California Santa Bárbara. La tecnología que se utiliza para administrar la insulina en estas píldoras podría utilizarse también para un gran espectro de otras terapias.

La diabetes es un desorden glandular propio del páncreas que no permite procesar los alimentos por falta de insulina. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar enfermedades serias como cardíacas, renales, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro.

Actualmente la diabetes afecta actualmente a más de 285 millones de personas en el mundo y se espera que alcance los 438 millones en 2030. En México la diabetes fluctúa entre los 6.5 y los 10 millones.

La insulina inyectable, el tratamiento definitivo más utilizado actualmente, no es para todo el mundo. “Con la diabetes, hay una enorme necesidad de suministro oral. La gente necesita insulina varias veces al día y la administración vía agujas es un gran desafío”, dijo Samir Mitragotri, responsable de la investigación.

3.1

Para lograr su objetivo, esta nueva pastilla de insulina cuenta en su interior con parches de un polimero mucoadhesivo cargados de insulina, la cual a su vez cuenta con un recubrimiento especial que ha demostrado que es capaz de sobrevivir a los ataques de los ácidos del estómago y liberar su carga en el intestino. Allí, la cápsula se abre y los parches se fijan a la pared intestinal donde depositan la insulina para que pueda ser después absorbida por el torrente sanguíneo.

“Al administrar insulina mediante una inyección, ésta pasa primero a través de la circulación sanguínea periférica y luego va a la circulación de sangre en el hígado. En cambio, la administración oral tomaría una ruta más directa, agregó, y, desde un punto de vista fisiológico, una mejor”.

Los resultados fueron presentados en octubre de 2015 en la reunión anual de la Asociación Americana de Científicos y Farmacéuticos en Orlando, Florida. Actualmente la píldora de insulina oral está aún en proceso de estudio sin embargo los resultados son muy prometedores, por lo que en un futuro próximo podría ser una realidad.

Referencia: UCSB

Desde la Red…
Comentarios