Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

58

Médicos del Great Ormond Street Hospital de Londres utilizaran la tecnología de la impresión en 3D para otorgarle una prótesis a una niña que nació sin nariz a causa de una malformación congénita. 

La niña llamada Tessa Evans nació hace dos años en Irlanda con Arhinia, una rara malformación congénita caracterizada por la ausencia parcial o total de la nariz. Está enfermedad es clasificada como una anomalía craneofacial, que impide a las personas que lo padecen tener sentido del olfato. Se trata de una anomalía tan extraña que sólo se han dado 47 casos en la historia de la medicina reciente.

Desde que Tessa nació fue sometida a una traqueotomía que le ayudara a respirar con más facilidad. Sus padres rechazaron desde un primer momento las técnicas de reconstrucción que se han estado realizando a lo largo de estos años por las profundas cicatrices que deja en el rostro y que son imposibles de disimular.

El Dr. Jonathan Britto, del Great Ormond Street Hospital de Londres, propuso a los progenitores de la niña una solución innovadora que, aunque no le devolverá el sentido del olfato, servirá como solución estética gracias a las impresoras 3-D. “La nariz no servirá como vía respiratoria, pero dará un buen resultado estético”, comento.

2952C85F00000578-3108960-Tessa_she_has_just_undergone_a_pioneering_operation_to_have_a_mo-a-3_1433332407761

Para lograrlo los médicos han usado la impresora en tres dimensiones para diseñar la prótesis que se ajuste al cráneo de la niña y que será reemplazada en varias ocasiones durante las diferentes fases de su crecimiento. De manera que en la adolescencia se construya la definitiva. Las prótesis se implantarán, a diferencia de las reconstrucciones de nariz, a través de una incisión en el cuero cabelludo, que no dejará rastro en su rostro. En cuanto a los orificios nasales, no serán reales sino tatuados, pero la apariencia será la de una nariz normal.

Así, Tessa Evans se convertirá en la primera persona en recibir una prótesis de nariz creada a través de las nuevas tecnologías y que irá creciendo de acuerdo a sus fases de crecimiento.

“Sin las impresoras en 3-D, que ya han permitido la creación de manos y brazos “artificiales”, el trabajo habría sido mucho más difícil. Con este método, vamos a poder evitar los efectos más negativos. Es una alternativa realmente emocionante, teniendo en cuenta además que la niña podrá beneficiarse en la próxima década de todos los avances tecnológicos que se produzcan con las impresoras 3D, que están revolucionando el campo de las prótesis”, finalizó.

Referencia: Dailymail

 

Desde la Red…
Comentarios