Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

test-vit-D_84939139-1024x680

Científicos israelíes en conjunto con la compañía MeMed han desarrollado una nueva prueba de sangre portátil que ayudaría a los médicos a determinar, en menos de una hora, si una infección es causada por una bacteria o un virus; un examen que podría disminuir el uso de antibióticos cuando no son necesarios.

En muchas ocasiones, ante la duda de si una persona tiene una infección viral o bacteriana, el médico termina recetando estos fármacos innecesariamente. Como consecuencia, el desarrollo cada vez más acelerado de resistencia a los medicamentos se está convirtiendo en un problema para el ser humano y los sistemas de salud.

Para lograr la diferenciación, la prueba se basa en el hecho de que las bacterias y los virus desencadenan diferentes vías de proteínas una vez que infectan el cuerpo para su detección. Actualmente esta se encuentra en su fase de laboratorio, pero el equipo está trabajando para sacar al mercado el dispositivo portátil.

“Los médicos enfrentan una variedad de retos cuando intentan descifrar qué patógeno es responsable por una infección y cuál es el mejor tratamiento en su contra. Este nuevo sistema no es perfecto y no reemplaza el juicio de un médico, pero es mejor que los exámenes de rutina que se usan hoy en día”, refieren los investigadores.

Los exámenes de rutina para identificar el virus o la bacteria pueden tomar varios días. En muchas ocasiones se trata de tomar una muestra y luego hacer un cultivo del organismo en un laboratorio. Como resultado, a veces antibióticos que sólo funcionan contra las bacterias son usados excesivamente. Y, en contraste, a algunos pacientes que sí necesitan antibióticos no los reciben lo suficientemente pronto.

En las pruebas se analizaron muestras de más de 300 pacientes que, se sospechaba, tenían una infección, los investigadores encontraron que podía diferenciar entre una infección viral o bacterial en la mayoría de los casos.

El profesor Jonathan Ball, un experto en virus de la Universidad de Nottingha, señaló que “el estudio trata un problema muy serio. Poder identificar temprano una posible infección y diferenciarla entre una causa viral o bacterial es importante”.

“Eso podrá permitirá una intervención clínica informada y minimizar la necesidad del uso inapropiado de antibióticos, por ejemplo cuando alguien está infectado por un virus”.

Referencia: PLOS ONEBBC

Desde la Red…
Comentarios