Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

1450860_748045725224339_410057416_n

Un grupo de genómica computacional de Barcelona ha desarrollado un nuevo programa bioinformático capaz de detectar alteraciones genéticas relacionadas con la aparición de tumores en pocas horas y a bajo costo. Un avance que permitiría diseñar tratamientos personalizados y automatizados, de tal manera que, aún sin contar con los mejores especialistas, se pueda aspirar a obtener los mejores resultados.

El programa llamado SMUFIN es de libre acceso para uso académico y científico y de pago para objetivos comerciales.

“Este permite detectar de forma sencilla, rápida y precisa las alteraciones genéticas que causan la aparición y progresión de tumores e incluso es capaz de localizar las grandes reorganizaciones de cromosomas difícilmente detectables hasta ahora”, ha explicado el biólogo David Torrents, que ha liderado esta investigación.

SMUFIN permitiría aplicar un tratamiento diseñado más o menos a medida para cada persona, esto es relevante ya que la variabilidad y capacidad de adaptación de las células cancerígenas hace que no solo se requieran tratamientos distintos para tratar tumores diferentes como el de pulmón o el de páncreas, sino que los cánceres que afectan a un mismo órgano pueden reaccionar de manera diferente a un mismo tratamiento.

“Entre todas las personas que tengan un tumor de mama, cada una de ellas tendrá un origen diferente y es clave conocer este origen para desarrollar terapias específicas para cada persona”.

Este tipo de tecnología es un paso hacia la medicina personalizada que mejoraría los resultados de tratamientos actuales como la quimioterapia, que dañan al cáncer, pero también a las células sanas.

David-Torrents-Dr-Professor-IC_54418297206_54028874188_960_639

Dr. David Torrents, professor en el ICREA y el BSC y Santiago González, integrante del grupo de genómica computacional BSC

Con este nuevo enfoque, a un paciente diagnosticado de cáncer se le extraerían células sanas y células del tumor, se secuenciaría el genoma de los dos tipos de células y se compararía para identificar qué tumores han provocado el cáncer. Según la mutación que afecte a un gen o a otro, esa información se emplearía para elegir el fármaco más eficaz para actuar contra esa diana concreta.

“Ahora también es tarea de las farmacéuticas encontrar estos fármacos más específicos para poder aplicar a cada tipo de diana”, agregó.

Hasta ahora, este tipo de análisis eran posibles, pero estudiar un solo tumor podía tomar hasta una semana. “Nosotros lo estamos haciendo entre cinco y diez horas. Además, con SMUFIN se pueden detectar cambios en el genoma que para sistemas de análisis anteriores permanecían ocultos”.

Los métodos anteriores eran más costosos y requerían mucho personal, en particular informático. Según el científico, para usar el nuevo método que ve los cambios genéticos de un tumor sólo es necesario tener conocimientos básicos de Linux, el programa con el que se ha desarrollado.

“Para dar el salto a la clínica era necesario ganar en rapidez, sencillez y flexibilidad, lo que hemos logrado es  facilitar la tecnología de secuenciación y comparación de genomas a centros que no cuenten con expertos en informática ni grandes recursos computacionales”.

“Actualmente el costo para analizar un genoma completo rondaba entre 2.000 y 3.000 euros, ahora con SMUFIN el costo bajará a unos 700 euros, un precio que ya es atractivo para introducir medicinas personalizadas en las prácticas clínicas”, finalizó Torrents.

Referencia: Nature

Desde la Red…
Comentarios