Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Sistema WiFi que detecta la respiración y el ritmo cardíaco

Científicos del MIT están llevando la tecnología WiFi a nuevos horizontes al utilizar su señal para detectar constantes vitales como la respiración y el ritmo cardíaco a distancia y a través de las paredes.

Este proyecto está basado en el WiTrack, una tecnología que se dio a conocer el año pasado y era capaz obtener la posición de una persona con un margen de 10 centímetros de error, solo que ahora ese margen se ha visto reducido a escasos milímetros gracias a la implementación de nuevos algoritmos.

Este control milímetro permite que el sistema sea capaz de calcular el nivel de respiración de una persona, para luego contrastar los datos y conseguir la frecuencia cardiaca con una precisión del 99%. Su implementación podría servir para crear nuevos monitores de bebés que permitan conocer el estado del pequeño en todo momento, aunque probablemente también encuentre algún uso militar.

El sistema se llama “Wi-Vi” y se basa en un concepto similar al radar y las imágenes de sonar. Pero en contraste con el radar y el sonar, transmite una señal Wi-Fi de baja potencia y utiliza sus reflexiones para rastrear diferentes parámetros que van desde el movimiento hasta los signos vitales. Puede hacerlo incluso si los seres humanos están en recintos cerrados o escondiéndose detrás de una pared.

Como una señal de Wi-Fi se transmite a una pared, una parte de la señal penetra a través de él, que se refleja en cualquier ser humano, por el otro lado. Sin embargo, debido a toda la interferencia de la señal de otros objetos, el equipo tuvo que crear la tecnología para anular reflexiones irrelevantes.

Sin embargo, sólo una pequeña fracción de la señal lo hace a través de la otra habitación, y el resto se refleja en la pared, o por otros objetos. “Así que tuvimos que subir con una tecnología que podría anular todas estas reflexiones, y mantener sólo los del cuerpo humano en movimiento”, dijo Dina Katabi responsable de la investigación.

Ahora el equipo está trabajando en una mayor resolución que les permitan detectar siluetas reales del cuerpo, gestos, e incluso emociones.

Está es una demostración de la frecuencia respiratoria y el ritmo cardíaco de un niño que se detecte partir de las señales WiFi capturados rebotando alrededor de la habitación.

Aquí un ejemplo del sistema, colocado en una habitación adyacente capturando la respiración de dos personas al mismo tiempo.

Referencia: MIT

Desde la Red…
Comentarios