Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Ronen-Polsky

Saber los niveles de electrólitos del cuerpo es un parámetro que puede ayudar en el entorno deportivo como en el de la salud, pero hoy en día está es una prueba que se realiza en el laboratorio. Ahora la compañía Sandia National Labs trata de hacer esta prueba más eficiente al desarrollar un sensor transdérmico capaz de detectar los niveles de electrólitos cuando se presiona contra la piel.

Los electrólitos séricos son minerales presentes en la sangre y otros líquidos corporales que llevan una carga eléctrica. Afectan la cantidad de agua en el cuerpo, la acidez de la sangre (el pH), la actividad muscular y otros procesos importantes. Perdemos electrólitos por ejemplo el vomitar, en procesos diarreicos, al sudar, etc. Los comunes abarcan al calcio, cloruro, magnesio, fósforo, potasio y sodio.

El dispositivo consta con nueve microagujas de muestreo, cada una con sólo 800 millonésimas de metro (micras), un chip de microfluidos, y un ion selectivo-electrodo de estado sólido (ISE) el cual toma las muestras del fluido intersticial presente entre las células de la piel, él cual puede adaptarse para detectar diferentes analitos.

El dispositivo no es doloroso, ya que las microagujas son tan pequeñas que no traumatizan los nervios cuando se presionan en la piel.

“Los pacientes que tratan de navegar por el sistema médico complejo de hoy, con su costoso análisis de laboratorio podrían preferir un dispositivo sin dolor, que se lleva en la muñeca, que puede analizar y grabar de forma continua e inmediatamente poner remedio a los bajos niveles de electrolitos”, dijo Ronen Polsky, responsable del proyecto.

“Los atletas en deportes extenuantes y soldados en misiones de larga duración también podrían preferir el conocimiento inmediato de sus estados electrolíticos como una ayuda para un mejor desempeño. Los electrolitos como el potasio, calcio, magnesio y otras sales son la clave para llevar a los impulsos nerviosos que indican al corazón y otros músculos cuándo deben contraerse o relajarse”.

Por ahora los investigadores están patentando la tecnología y preparando las pruebas en humanos, pero prevén además el desarrollo no solo de un dispositivo capaz de leer los niveles de electrólitos si no de uno pueda incluso entregar los electrólitos faltantes para compensar cualquier deficiencia.

Referencia: Sandia National Labs

Desde la Red…
Comentarios