Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

spirocall_thumbnail

Ingenieros de la Universidad de Washington han desarrollado SpiroCall, un gadget diagnóstico capaz de medir la función pulmonar a través de una simple llamada telefónica.

El sistema pretende realizar una espirometría, una serie de pruebas respiratorias sencillas que miden la magnitud absoluta de las capacidades pulmonares y los volúmenes pulmonares y la rapidez con que éstos pueden ser movilizados.

SpiroCall funciona soplando directamente al micrófono del teléfono. Inicialmente, se comenzó a desarrollar como una aplicación, pero luego derivó en un algoritmo que funciona llamando a un número, para así no tener la necesidad un smartphone, pues funciona con cualquier teléfono, una estrategia para acercar esta herramienta a más usuarios.

spirosmart-bangladesh

Para utilizar esta herramienta, el paciente tiene que respirar profundamente y exhalar tan fuerte y rápido como le sea posible en el auricular de su terminal, hasta que no pueda exhalar más. El micrófono del teléfono del receptor tiene la capacidad de detectar el sonido y la presión de la exhalación, datos que después envía a un servidor central, que utiliza algoritmos de aprendizaje automático para convertir la información en medidas estándar de la función pulmonar.

“Queríamos ser capaces de medir la función pulmonar en cualquier tipo de teléfono que se pueda encontrar en todo el mundo. Con SpiroCall puede soplar en el teléfono y su función pulmonar será examinada a través de la red telefónica“, dijo Shwetak Patel, participante de la investigación.

En las pruebas al ser comparado con un espirómetro regular, el SpiroCall tuvo un margen de error 6,2%, una variabilidad dentro de un margen aceptable de error para los dispositivos destinados a realizar este tipo de mediciones.

SpiroCall-spirometer

Cabe destacar que el equipo de investigación también desarrolló un silbato impreso en 3-D que se puede utilizar en conjunto con SpiroCall, que cambia de tono cuando el paciente exhala. El silbato está diseñado para hacer frente a los retos de la formación, al permitir a los pacientes escuchar cómo suena una “buena” prueba de sonido.

El silbato también mejoró el rendimiento de la prueba de los pacientes que están muy enfermos, cuyas cuerdas vocales no son capaces de producir suficiente sonido para que el micrófono del teléfono lo recoja.

“Nuestra área de investigación no sólo trata de detección, sino de la detección centrada en las personas“, dijo Mayank Goel, autor principal de la investigación.

Referencia: Universidad de Washignton

Desde la Red…
Comentarios