Extracción de tumor cerebral por Twitter

Cirujanos del hospital Memorial Hermann de Houston, en Estados Unidos, difundieron por Twitter una intervención para extraer el tumor cerebral en un paciente de 21 años. El ejercicio en vivo contó con toneladas de información sobre la operación, además de ser acompañada por fotos y videos explícitos. Al final del día, la cuenta superó los 14.5 millones de seguidores.

El doctor Kim Dong, cirujano líder de la operación, decidió transmitir completamente en vivo una operación de rutina en este hospital. Plataformas como YouTube y Twitter sirvieron para que el personal del hospital presente en la operación informaran minuto a minuto de los pormenores del procedimiento. Además, fotos muy gráficas del cerebro del paciente fueron publicadas a través de Pinterest. Un especialista en tumores cerebrales estuvo disponible durante todo el proceso para contestar las preguntas tanto  de los curiosos cómo de los médicos en entrenamiento que estuvieron interesados en este evento.

Sorpresivamente, el sitio del hospital se vió beneficiado por la visita de más de 14.5 millones de internautas. Durante la operación, el doctor Kim y su equipo pudieron ofrecer al público el mejor lugar en la fila al abrir una ‘ventana’ de dos pulgadas en el cráneo del paciente para que todos pudieran tener una vista privilegiada del mismo. El proceso de extracción de tumor en cuestión finalizó como un contundente éxito, tanto quirúrgicamente hablando como en cuestiones de rating.

“La manera en la que los médicos hablan en su ambiente de trabajo resulta ser muy diferente a la manera en la que las personas se comunican fuera y dentro del internet”, mencionó Kelly McCormick, la especialista en cuestiones de comunicación del Hospital en Houston, Texas. “El argot utilizado por el doctor Kim y su equipo se transformó de una serie de términos médicos que nadie entiende a un lenguaje más común”.

Para que la audiencia pudiera entender perfectamente lo que sucedía, los especialistas encargados de transmitir la operación utilizaban términos acogidos por el mismo público, muchas veces llamando ‘doctores’ a los cirujanos, y ‘pedazo de cráneo’ en lugar de craneotomía.

Otros experimentos similares se han llevado a cabo en hospitales de Estados Unidos. Uno de ellos fue la transmisión de una operación para realizarle un bypass vascular a un La transmisión en vivo de una cirugía cerebral alcanza 14.5 millones de seguidorespaciente de 57 años.

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios