Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

10

Kim Phuc, mejor conocida como “La Niña del Napalm” fue la protagonista de la famosa fotografía que ganó el Pulitzer por haber sido captada al sufrir quemaduras en la tercera parte de su cuerpo cuando miembros del ejercito vietnamita bombardearon accidentalmente a civiles. Ahora, a más de 40 años del accidente, ha iniciado un tratamiento para el tejido quemado que reducirá los dolores que siente desde el 8 de junio de 1972.

Phuc, aún hoy debe curar y tratar sus heridas, sin embargo el tratamiento a base de láser podría ser una nueva oportunidad de sanar.

“Por muchos años pensé que yo ya no tendría más cicatrices, ni más dolor cuando estuviera en el cielo. Pero ahora, ¡el cielo está conmigo en la tierra!”, dijo Phuc.

A finales del mes pasado, Phuc, de 52 años, comenzó una serie de sesiones en el Instituto de Dermatología y Láser de Miami, donde  mediante la tecnología CO2RE Fractional Resurfacing Laser, un láser que permite tratar la superficie cutánea, las capas media y profunda de la dermis, con más de 16.000 pulsos por segundo a una profundidad de 10 a 750 micras y una densidad de 1% a 100%.

El tejido dañado se le extiende a Phuc desde la mano izquierda al resto del brazo, el cuello y a la línea del cuero cabelludo, y le abarca casi toda la espalda. En aquellos tiempos, la mayoría de las personas que tenían lesiones de este tipo en más de 10% de su cuerpo fallecían.

El napalm es una sustancia pegajosa como la mermelada, por lo que no hay manera de que las víctimas como Phuc puedan huir corriendo del fuego como sucedería en un incendio ordinario.10

El fuego se le pegó mucho tiempo y le destruyó la piel hasta la capa de colágeno, debido a lo cual le quedaron cicatrices con un grosor cuatro veces mayor al de la piel normal.

A causa de sus terminales nerviosas quemadas, Phuck sufre dolores especialmente agudos que se le disparan con los cambios del clima en Canadá, adonde emigró con su esposo a principios de la década de 1990. Ambos viven en las afueras de Toronto y tienen dos hijos, hoy de 21 y 18 años.

El tratamiento que ya ha sido utilizado durante algunos años para tratar cicatrices de quemaduras, incluidas las causadas por napalm cuesta típicamente entre 1.500 y 2.000 dólares, pero los médicos aun donado sus servicios cuando Phuc se comunicó para una consulta.

Cabe destacar que el tipo de láser utilizado en las cicatrices de la mujer fue desarrollado inicialmente para quitar las arrugas alrededor de los ojos. El láser calienta la piel hasta el punto de ebullición y vaporiza el tejido de la cicatriz.

Una vez administrados los sedantes y aplicada rápidamente una crema adormecedora en la piel se dispara el láser mientras una enfermera sostiene una manguera con vacío para retirar el vapor que se produce en la zona tratada del cuerpo.

Por el momento los médicos prevén que Phuc necesitará siete tratamientos durante los próximos ocho o nueve meses. Sin duda una alternativa que si bien costosa puede abrir el paso a nuevas tecnologías a bajo costo para el tratamiento de quemaduras.

Referencia: Independent

Desde la Red…
Comentarios