Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El estetoscopio que los médicos suelen llevar colgando del cuello, representa sin duda un clásico muy vigente de la medicina, ahora potenciado y mejorado por la tecnología digital, permitiéndonos guardar, analizar y revisar la información disponible, según los requerimientos de cada paciente.

El Estetoscopio (del Griego[stéthos], pecho, y [skopé], observar). Es un aparato acústico usado en medicina en todas sus ramas, para la auscultación de los sonidos internos del cuerpo humano o animal. Generalmente se usa para los ruidos cardíacos, respiratorios, intestinales o soplos por flujos anómalos sanguíneos en arterias y venas.

El estetoscopio fue inventado en Francia por el médico René Théophile Hyacinthe Laënnec en 1819. Debido a la gran timidez de Laënnec y la vergüenza que sentía al acercar su oído al pecho de las pacientes.

Éste funciona gracias a una membrana y una campana que se colocan sobre paciente, detectando  las señales acústicas que viajan a través de los tubos llenos de aire hasta los oídos. La campana transmite los sonidos de baja frecuencia, es ideal para escuchar los pulmones. La membrana, en cambio, detecta las altas frecuencias y permite escuchar el corazón.

Un ejemplo de la evolución de este instrumento es el estetoscopio electrónico 3M Litmann 3200 que supone una gran innovación en el área de la auscultación, gracias a su tecnología bluetooth. Salido al mercado ya hace casi un año, ha tomado un gran auge en los últimos meses.

Éste dispone de tecnología que reduce el ruido ambiental un 85%, lo que mejora la calidad de audición del sonido de los ruidos corporales. Así mismo tiene un sistema que amplifica el sonido hasta 24 veces, algo realmente útil en situaciones en las que el latido del corazón o el sonido de los pulmones son débiles, en casos de obesidad o cuando el paciente está vestido. Y permite estar escuchando los sonidos del paciente al tiempo que se pueden ver en tiempo real en un ordenador en forma de fonocardiograma, transmitiéndose a través del sistema bluetooth  quedando almacenados en el ordenador  y que pasen a ser parte del historial clínico del paciente.

Incluso se ha publicado literatura médica con los registros cardiacos y pulmonares permitiéndonos entender mucho mejor la fisiopatología de las enfermedades.

Cuenta además con una pantalla LCD que indica el volumen, el modo de auscultación (campana o membrana), la carga residual de la batería (utiliza una pila AA). El latido cardiaco del paciente se muestra en 5 segundos y se actualiza cada 2 segundos y una pulsación rápida del botón de encendido basta para activar la retroiluminación en situaciones de escasa visibilidad.

Incluye gratuitamente el software Zargis StethAssist , programa está diseñado para visualizar lo que se ausculta, permitiendo la reproducción del sonido y facilitando el almacenamiento de sonidos en carpetas de pacientes o su transferencia a colegas para efectuar consultas o estudios.

Su precio en México ronda los 6000 pesos.


 

 

Desde la Red…
Comentarios