Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Regreso a clases

Alrededor del 50% de los adolescentes y uno de cada 10 niños menores de 11 años sufren dolor de espalda y contracturas musculares a causa del peso excesivo que cargan en sus enormes mochilas, pero no sólo ellos, también quienes cargan gadgets en las bolsas y mochilas al trabajo pueden sufrir algún tipo de lesión. Es por esto que este regreso a clases es el pretexto ideal para hablar de la importancia de contar con una mochila adecuada y de las recomendaciones para cargarla sin tener molestias.

En primer lugar debemos saber que el peso máximo de una mochila debe estar entre el 15 y 10% del peso de quien la carga, ya que los kilos extras produce una gran tracción y presión sobre la musculatura y las articulaciones, lo que podría ocasionar patologías desde una escoliosis, hasta una cifosis o una artrosis precoz.

En los niños los efectos son peores, pues podría tener consecuencias irreversibles como impedir el correcto crecimiento de los huesos. Ante esta situación, la recomendación es que los padres y profesores se pongan de acuerdo para evitar llevar material extra. Las mochilas de ruedas tampoco son la mejor opción, pues al tirar de ellas se puede producir un aumento sostenido de la curva de la espalda, lo que también provoca contracturas y dolores.

10 consejos para llevar la mochila y evitar lesiones:

  1. Usa mochilas con respaldo y correas acolchadas y anchas.
  2. Procura que la mochila se ajusten de manera firme y que puedas mantenerla unos 5 cm arriba de tu cintura.
  3. Reparte el peso, por ejemplo, llevar siempre la mochila por las dos correas.
  4. Haz ejercicio, lo mejor para evitar algún tiempo de lesión en los músculos de la espalda por cargar la mochila durante horas es mantenerte en buena condición física.
  5. Organiza la mochila poniendo los artículos más pesados pegados a la espalda.
  6. Peso de arrastre. Si llevas una mochila con ruedas, evita tirar de ellas al bajar o subir escaleras. Además, el asa de la mochila debe tener el largo suficiente para que tu espalda no se curve.
  7. Reparte el peso. Si la mochila pesa demasiado, extrae algunas cosas y llévalas en la mano.
  8. Evita transportar cosas inútiles. Si tú, tu hijo o tu hermano se arquean hacia adelante para cargar la mochila, es que pesa demasiado.
  9. Utiliza las dos manos para coger la mochila, dobla las rodillas e inclínate para levantarla.
  10. Evita que el transporte de la mochila dure más de 15 minutos cada vez (esto es muy importante, pero parece bastante difícil, sobre todo si te trasladas en transporte público).

El avance exponencial de la tecnología ha sido la solución para muchos problemas y en este caso no es la excepción, los gadgets como las tabletas o las computadoras portátiles sustituirán aún más la mayoría de los artículos físicos que actualmente los estudiantes llevan al colegio, mientras esto sucede, estos gadgets más allá de una solución también pueden ser un problema al ser un peso extra que agrava la condición.

Hasta que la vida se vuelva 100% tecnológica o práctica, más allá de las universidades y las oficinas, es importante que ni tú ni los niños lleven más peso del recomendado, no lo olvides.

Desde la Red…
Comentarios