Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

banner-kiddio-attack

Anteriormente ya les hemos informado cómo los videojuegos son útiles en la salud como para la rehabilitación física o para trastornos mentales como la depresión. Ahora alumnos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) han diseñado un videojuego que explica a niños con cáncer qué es esa enfermedad y cuál es el proceso para atenderla, mediante el uso de metáforas.

El videojuego es llamado Kiddio Attack y fue desarrollado por Arturo Morales Téllez y Gloria Ivonne Monarca Pintle, de la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP. Para su elaboración utilizarón el sistema de videojuegos Unity 3D y se realizaron diferentes scripts utilizando JavaScript y C# como lenguajes de programación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que cada año se diagnostican aproximadamente 175 mil nuevos casos de cáncer en niños, y provoca la muerte de 7.6 millones de menores de 15 años. Así mismo prevé que los casos sigan aumentando hasta superar los 13 millones en 2030. En México, se estima que por año se presentan 7 mil casos nuevos de cáncer en menores de 20 años, donde destacan las leucemias con el 52% del total de los casos.

Los desarrolladores refieren que el videojuego surgió de los diversos tratamientos del cáncer infantil y el impacto psicológico que generan en los niños. Por lo que decidieron idear una alternativa que ayude a sobrellevar el proceso de rehabilitación de esta enfermedad con herramientas de realidad virtual.

Según la psicooncología, el enfermo oncológico siente los síntomas físicos de la enfermedad y del tratamiento, como son vómitos, náuseas, pérdida de peso o fatiga, pero también se ve afectado por sus repercusiones psicológicas.

“Decidimos enfocarnos solo en el cáncer infantil, debido a que fue donde identificamos problemas como el temor de los niños hacia los tratamientos al no saber qué es lo que les van a hacer o lo que les va a pasar, así como el desconocimiento de la enfermedad como tal”, dijo Monarca Pintle.

La estudiante refiere que en su investigación encontraron que el estrés ocasionado por el tratamiento que reciben los niños con cáncer es tal que optan por abandonarlo ya que se enfrentan a un amplio espectro de emociones: miedo, ira, soledad, depresión o ansiedad.

Su nivel de desarrollo determinará la naturaleza del impacto emocional del cáncer y las estrategias que emplearán para afrontar la enfermedad.

kidio-attaczk01

“Investigando en documentos de psicooncología, encontramos que al conocer el diagnóstico, los niños suelen preguntarse si van a morir y, en función de su edad, lograrán comprender en mayor o menor medida la enfermedad y verbalizar sus sentimientos y sus miedos”, agrego.

El juego está dividido en diferentes secciones o graneros donde el personaje lleva un camino para seguir en el tratamiento, así como diferentes minijuegos y material de apoyo como vídeos, animaciones y cuentos con los que se explica a los pacientes todo sobre la enfermedad, qué es, las causas, el tratamiento y lo que ocurre en su cuerpo.

De esta manera mientras el paciente está recibiendo un tratamiento de quimio o radioterapia se pretende desviar la atención de lo que realmente está pasando, además de sobrellevar los largos periodos en los cuales se aplica. Además el juego cuenta con un aula virtual haciendo referencia a un hospital, donde el usuario puede desplazarse por todo el espacio virtual y cuando se acerca a un aparato se da una explicación sobre su funcionamiento.

“El uso de metáforas es de vital importancia ya que no podemos explicar con términos médicos a un niño de corta edad, así que usamos una serie de metáforas que ayudarán al paciente a asimilar todos los conceptos sin perder de vista el significado real”.

El videojuego fue presentado en la octava edición de la Feria de Proyectos que realiza cada año la BUAP, siendo merecedores de la acreditación “Final Continental Proyecto Multimedia PM2016”, por ser un proyecto pensado en el impacto social.

Referencia: CONACYT

Desde la Red…
Comentarios