Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

News_20150202_lak2HRdongle_fullV2

Las pruebas de ELISA (análisis de inmunoabsorción ligado a enzimas) son el estándar de oro para el diagnóstico de diversas enfermedades, sin embargo la tecnología ha permanecido dentro de los laboratorios. Ahora, científicos de la Universidad de Columbia han desarrollado un dispositivo que en conjunto con un teléfono inteligente puede realizar el examen en tan solo 15 minutos.

Una pequeña muestra de sangre obtenida de una punción en el dedo es suficiente para que el dispositivo portátil ejecute el test ELISA, el cual comúnmente es usado para detectar anticuerpos en sangre como por ejemplo de enfermedades como la Sífilis o el virus del SIDA.

El profesor de ingeniería biomédica en Columbia, Samuel K. Sia, uno de los desarrolladores, asegura que su equipo ha conseguido que el costo de fabricación sea de unos 34 dólares frente a los 18,450 que cuesta una máquina ELISA.

Para su desarrollo, y teniendo en cuenta que el consumo eléctrico del dispositivo debía ser casi nulo, incluso para poder usarlo en lugares sin acceso garantizado a la electricidad, los investigadores recurrieron a la entrada jack de audio (donde introducimos los auriculares para escuchar música) para la transmisión de energía y datos entre el dispositivo y el teléfono.

telefono1--644x362

La entrada jack es la más universal y la tiene cualquier teléfono inteligente, desde los iPhone a cualquier modelo Android o Windows. El otro paso importante fue el aporte analítico portátil, el cual es un proceso mecánico, no eléctrico, para poner en contacto la muestra con los agentes reactivos. Para esto se colocó una pequeña cámara de presión negativa con una especie de bomba de vacío que activa todo el mecanismo cuando lo desea el usuario.

Los investigadores consideran que los avances en electrónica de consumo pueden por fin estar al alcance de muchas poblaciones sí tienen acceso a un smartphone, algo que tendría la capacidad de cambiar el modo de actuación de los servicios sanitarios en todo el mundo.

En el estudio de prueba que se les realizo a 96 personas en Ruanda, los médicos y pacientes que han probado el test destacan la eficacia de sus resultados y la facilidad de uso, pues sólo se necesita un mínimo de entrenamiento para familiarizarse con el dispositivo, refieren los investigadores.

“El dispositivo puede adaptarse sin problemas para la detección de muchas otras enfermedades que detecta el test ELISA. En un futuro, no hay duda de que pacientes y consumidores podrían realizarse en sus casas test sanguíneos de muchos tipos para chequear su salud. Pero existen algunas dificultades antes de que esta visión se haga realidad, obstáculos derivados de las regulaciones y el modelo de negocio”, dijo Sia.

Referencia: Science Translational Medicine

Desde la Red…
Comentarios