Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

115980_web

Ingenieros de la Universidad de San Diego, en California, han desarrollado el primer dispositivo portátil y flexible capaz de monitorear las señales bioquímicas y eléctricas del cuerpo humano en tiempo real.

El sistema consiste en un parche que, además de obtener un registro de electrocardiograma mediante sensores integrados, es capaz de detectar en tiempo real los niveles de lactato, un marcador bioquímico del esfuerzo físico. El dispositivo se puede llevar en el pecho y se comunica de forma inalámbrica a través de Bluetooth con un teléfono inteligente, reloj inteligente o computadora.

“Uno de los objetivos generales de nuestra investigación es la construcción de un dispositivo similar a tricordio portátil que puede medir simultáneamente toda una serie de señales electrofisiológicas, químicas y físicas continuamente durante todo el día”, dijo Patrick Mercier, responsable de la investigación.

“Esta investigación representa un primer paso importante para mostrar que esto puede ser posible. La mayoría de los dispositivos comerciales actualmente sólo miden una señal, como pasos o del ritmo cardíaco, casi ninguno de ellos mide señales químicas, tales como lactato“.

115980_web (1)

La capacidad de detectar el registro de electrocardiograma y el lactato en un pequeño sensor portátil podría proporcionar beneficios en una variedad de áreas, tanto en la comunidad de la medicina deportiva donde podría ayudar a optimizar los regímenes de entrenamiento para los atletas de élite, así como en la prevención y la gestión de las personas con enfermedades cardiovasculares, refieren los desarrolladores.

El parche esta fabricado a partir de una lámina de poliéster delgada, flexible que se puede aplicar directamente a la piel, el cual contiene tres electrodos, uno en el centro para detectar lactato y dos a los costados para el electrocardiograma.

Los sensores se conectan a una pequeña placa de circuito impreso personalizado equipado con un microcontrolador y un chip Bluetooth de baja energía, que transmite de forma inalámbrica los datos recogidos por el parche en un teléfono inteligente o computadora.

Ahora el próximo paso para los desarrolladores es incluir una mejora de la forma en que el parche está conectado para añadir sensores para otros marcadores químicos, tales como magnesio y potasio, así como otros signos vitales.

Referencia: Nature, AAAS

Desde la Red…
Comentarios