Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

rehabilitacion-960x623

Científicos del Departamento de Neurología e Ingeniería Biomédica de la Universidad de California han logrado que un hombre de 26 años que sufría una parálisis completa en ambas piernas recuperara la capacidad de caminar gracias a una interfaz cerebro-computadora conectada a estimuladores musculares colocados en sus piernas.

Esta es la primera vez que una persona con paraplejía debido a una lesión de la médula espinal es capaz de caminar sin depender de extremidades robóticas controladas manualmente.

El hombre voluntario que participo en el estudio había estado paralizado durante cinco años, logrando caminar por una cinta de 3.66m de largo utilizando un sistema basado en el electroencefalograma (EEG). El novedoso sistema utiliza la señal eléctrica del cerebro del paciente para hacerlos viajar a través de los electrodos colocados alrededor de sus rodillas con el fin de crear movimiento.

Las personas con un paraplejia causada por una lesión de la médula espinal dependen de una silla de ruedas para moverse. La restauración de la marcha sigue siendo una necesidad clínica de alta prioridad. La mayor parte de los enfoques actuales para restaurar la deambulación después de la lesión incluyen el uso de exoesqueletos robóticos y sistemas eléctricos de estimulación funcional.

“Incluso después de años de parálisis cerebral, aún se pueden generar ondas cerebrales potentes que sean aprovechadas para caminar de forma básica. Este sistema no invasivo para la estimulación muscular de la pierna es prometedor y un adelanto con respecto a los sistemas cerebrales actuales que utilizan realidad virtual o un exoesqueleto robótico”, dijo An Do, uno de los principales investigadores.

Un-hombre-camina-de-nuevo-despues-de-cinco-anos-de-paralisis_image800_

Para lograr este avance fue necesario un entrenamiento mental para reactivar la capacidad de caminar del cerebro que consistía en controlar un avatar en un entorno de realidad virtual llevando un gorro con electrodos para leer las ondas cerebrales. También se llevó a cabo un entrenamiento físico para reacondicionar y fortalecer los músculos de las piernas.

Posteriormente, el participante practicó suspendido 5 cm del suelo para evitar que tuviera que apoyarse. En su vigésima visita, tradujo estas habilidades para caminar sobre el suelo mientras llevaba un sistema de apoyo del peso corporal para ayudarle y evitar caídas.

Durante el período de prueba de 19 semanas, obtuvo un mayor control y realizó más pruebas por visita. Para los científicos, este trabajo involucra a un solo paciente por lo que se necesitan más estudios para determinar si estos resultados son extrapolables a una mayor población de personas con paraplejia.

“Una vez que hayamos confirmado la utilidad de este sistema no invasivo, podemos dar el paso a medios invasivos, como implantes cerebrales. Esperamos que un implante pueda lograr un mayor nivel de control de la prótesis ya que las ondas cerebrales se registran con mayor calidad. Además, un implante de este tipo podría ofrecer al cerebro del usuario la sensación de sentir sus piernas”.

Referencia: JNER

Desde la Red…
Comentarios