Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

xraypill-970-80

La compañía israelí Check Cap ha desarrollado una cápsula con un pequeño sensor que funciona como una máquina de rayos X para generar imágenes de alta resolución en tres dimensiones del colon del tracto digestivo.

El paciente se traga la cápsula y cuando llega al colon emite una señal en todas direcciones que mapea el interior del colon. Por el uso de rayos x podría parecer poco saludable a primera vista, pero los investigadores de Check Cap refieren que el invento es igual de dañino para el cuerpo que hacerse un escáner de rayos X en el pecho.

Las imágenes de alta resolución de rayos X, de dosis baja, se generan cuando se detecta algún movimiento en el colon, y son transmitidas a una unidad grabadora externa que es usada por el paciente. A diferencia de las alternativas ópticas, los pliegues no obstruyen la visión completa en un radio de 360 grados de la cápsula.

A la cápsula se le hace un seguimiento durante el paso utilizando la telemetría de radio-frecuencia y un sistema de localización electromagnética. Los datos de las imágenes de rayos X son transmitidas a un dispositivo de pulsera, donde se almacenan para el análisis médico.

35333815_14242879405362_rId6

Los pacientes pueden continuar con su rutina diaria a medida que la cápsula se desplaza sin dolor a través del colon, además, de que es desechable y no necesita ser recuperada una vez finalizado el estudio, para que posteriormente sea excretada de forma natural un día o dos más tarde.

“Para muchos pacientes, la parte más difícil y desagradable del proceso de las colonoscopia es la preparación necesaria cuando se usan colonoscopios tradicionales”, dijo Guy Neev, director de Check-Cap. “Creemos que dado que es la primera modalidad de cribado de alta resolución para el cáncer colorrectal que no requiere limpieza intestinal u otra preparación agresiva, el sistema de imágenes Check-Cap tiene el potencial de mejorar el cumplimiento de los pacientes con las directrices de los programas de detección del cáncer de colon”.

La idea surgió de la mente del ingeniero médico Yoav Kimchy, que lleva trabajando en esta tecnología desde hace más de una década. La abuela de Kimchy murió a los 48 años por cáncer de cólon y al médico le costó mucho convencer a su padre para que se hiciera una colonoscopia.

Actualmente el proyecto se encuentra bajo ensayo clínico en Europa, pero esperan poner la píldora en el mercado en tan solo unos años. así mismo, la compañía iniciara ensayos en Estado Unidos para la aprobación de la FDA en los próximos 18 meses. Se estima que el precio del comprimido será más barato que una colonoscopia típica.

Referencia: Check-Cap

Desde la Red…
Comentarios