000-par8014344-f04bf085524-original

Los drones son vehículos aéreos no tripulados, inicialmente usados con fines de seguridad, sin embargo las nuevas versiones de estos aparatos no cesan de sorprender por su ductilidad. Ahora Alec Mormot, un diseñador industrial de la Universidad Técnica de Delft en Holanda ha desarrollado un dron que incorpora un desfibrilador que puede volar rápidamente ante una emergencia.

Un Desfibrilador Automático Externo (DAE) es un aparato de uso sanitario capaz de asistir a una persona con poco entrenamiento en casos de sospecha de muerte súbita, el aparato “censa” el electrocardiograma y guía al rescatador sobre los pasos a seguir, en caso de fibrilación ventricular (FV) produce un choque eléctrico que puede salvar, literalmente, la vida de la víctima.

En general están presentes en lugares de gran concetración de personas como aeropuertos, teatros o centros comerciales, sin embargo a pesar de estas medidas, muchas veces la distancia o la naturaleza del lugar del evento hacen casi imposible que llege a tiempo la atensión.

“Si bien se encuentra en etapa experimental esta “ambulancia drone” es más que un helicóptero que transporta un desfibrilador, se trata de una verdadera unidad integrada de rescate, por ejemplo, todo el aparato cuentan con una manija para poder acercarlo al paciente luego del aterrizaje, además registra imagen y sonido en tiempo real de forma tal que un profesional puede guiar al rescatador en forma remota, lo que aumenta significativamente las posibilidades de éxito”, dijo Alec Mormot.

El prototipo, que cuenta con seis hélices, puede volar a una velocidad de hasta 100 kilómetros por hora y transportar una carga de hasta cuatro kilos y es capaz de dirigirse independientemente, localizando el origen de un llamado urgente usando datos de GPS.

El prototipo podría llevar un desfibrilador en un minuto en una zona de 12 kilómetros cuadrados, haciendo pasar las posibilidades de sobrevivir de 8% a 80%”. Se estima que, anualmente, en el mundo mueren cerca de ocho millones de personas por infarto de miocardo, cerca del 30 % fallece antes de llegar a un hospital; la causa más frecuente son las arritmias, entre ellas la FV.

El uso de estas formas de telemedicina promete mayores oportunidades no solo a este tipo de cuadros, sino a un sin fin de situaciones de emergencia en las que cada minuto cuenta.

Referencia: TU Delft

Enlaces Patrocinados
Comentarios