77

Anteriormente ya te hemos informado sobre dispositivos que pretenden cuantificar los niveles de glucosa sin la necesidad de pincharse. Ahora especialistas del Departamento de Endocrinología de la Clínica Universidad de Navarra en España se suman a este desarrollo con un dispositivo implantable que mediante un sensor subcutáneo permite medir de forma continua los niveles de glucosa.

Así, la lectura de los niveles de glucosa en estos pacientes diabéticos se realiza a través de un sensor dotado de un filamento que se implanta bajo la piel, habitualmente en la parte posterior y superior del brazo, donde permanece un máximo de 14 días. El nuevo sistema se denomina Freestyle Libre y está producido por la multinacional Abbott.

“Este nuevo sistema de medición continua de la glucosa obtiene los índices de glucosa del líquido que baña las células, que es el líquido intersticial“. dijo el endocrinólogo Francisco Javier Escalada.

“No es la glucosa en sangre, pero conviene saber que la glucosa se mueve de forma libre por todos los fluidos del organismo, por lo que también se encuentra fuera de la sangre y por lo tanto también en el líquido intersticial, y guarda una estrecha relación con las concentraciones en sangre”, ha explicado.

La Clínica de la Universidad de Navarra ha explicado que el sensor que se implanta en el brazo del paciente es redondo, aproximadamente del tamaño de una moneda de dos euros, y mide la glucemia cuatro veces por minuto y realiza una media de esos índices. Para preservar la colocación del sensor en el brazo, se acompaña de una pequeña almohadilla adhesiva.

kjhgf

El sistema consta, a su vez, de un lector que, al pasarlo sobre el sensor, recibe los datos de las mediciones, transmitidos de forma inalámbrica. Asimismo, dispone de un software que permite visualizar en la pantalla del lector los índices de glucosa del paciente.

El programa informático presenta, además, una gráfica comparativa de la tendencia con las lecturas anteriores y tiene capacidad para almacenar los datos durante 90 días. “Cada análisis muestra un resultado de glucosa en tiempo real, ofreciendo una visualización directa de los niveles de glucosa en cualquier momento que el paciente quiera conocerlos”, agrego.

Por otro lado, el dispositivo lector permite su conexión a una computadora para descargar las mediciones y analizarlas, lo mismo que las gráficas.

Otra de las ventajas que ofrece este nuevo sistema es que presenta una forma de colocación muy sencilla, mediante un kit que permite que el propio paciente pueda colocárselo en el brazo. El paciente coloca el sensor en la piel ejerciendo una ligera presión de forma que quedará adherido gracias a la almohadilla adhesiva.

El endocrinólogo de la Clínica advierte de que el dispositivo “resulta especialmente beneficioso para pacientes con tratamientos complejos, como aquellos que deben administrarse insulina lenta y/o rápida, como los de diabetes tipo 1, y algunos de los de diabetes tipo 2 que ya tienen que inyectarse insulina”.

La indicación inicial del sistema es para pacientes mayores de 18 años, aunque está prevista su aplicación en otros pacientes en cuanto finalicen los estudios en curso.

Referencia: ABCClínica Universidad de Navarra

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios