Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

neuronaS 2

Investigadores de la Universidad de McMaster han logrado fabricar neuronas adultas a partir de muestras de sangre de pacientes humanos. Un avance que marca la primera vez que se logra generar células del sistema nervioso central y del sistema nervioso periférico en el laboratorio.

En concreto, los científicos fabricaron neuronas tanto del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), como del sistema nervioso periférico, que son responsables de la percepción del dolor, la temperatura y la picazón, directamente de células de la sangre de un humano adulto .

“Este hallazgo, sugieren que se puede determinar a partir de la sangre de una persona la forma en la que las células de su sistema nervioso reaccionan y responden a los estímulos”, dijo Mick Bahtia, responsable del proyecto.

Esto sera posible ya que se podrá analizar de forma más sencilla cómo responde una persona neurológicamente, analizando su sangre, así como sus posibles aplicaciones en fármacos que afecten al sistema periférico (calmen el dolor) y no al central (no adormezcan).

“Actualmente, el conocimiento para tratar el dolor es limitado, ya que a diferencia de la sangre, en una muestra de piel o tejido no se puede tomar un pedazo de sistema neural. Este se ejecuta como un cableado complejo de todo el cuerpo y no se pueden obtener muestras de las partes para su estudio”.

“Ahora, gracias a nuestro trabajo, podemos obtener fácilmente muestras de sangre y fabricar los principales tipos de células del sistema nervioso en el laboratorio para cada paciente. Nadie ha hecho esto con la sangre de un adulto, nunca”, agrego.

Con una muestra de sangre del paciente, como si fuera de un chequeo rutinario, se pueden producir un millón de neuronas tanto centrales como periféricas ya que la tecnología transforma las células sanguíneas en células madres neurales de forma natural.

Sus aplicaciones, refieren los desarrolladores abriría una vía de nuevos fármacos para tratar el dolor sin adormecer al paciente, es decir, que afectaran al sistema periférico y no al central. Asimismo, tendrá potencial para pronosticar enfermedades neuropáticas.

“Se probo con éxito usando sangre fresca y también criopreservada (congelada) tomadas de pacientes en ensayos clínicos anteriores. En el futuro, el proceso puede tener un potencial de pronóstico, en que se podría mirar a un paciente con diabetes tipo 2 y predecir si va a experimentar neuropatía usando sus propias células neuronales derivadas de su muestra de sangre”, concluyo.

Referencia: Universidad de McMaster

Desde la Red…
Comentarios