celiac_ls

Científicos del Departamento de Química y del Instituto de Biotecnología y Biomedicina de Barcelona, a través de la empresa BioEclosion, han desarrollado un biosensor capaz de detectar la Enfermedad celíaca en pocos minutos a partir de una gota de sangre.

La enfermedad celíaca es un intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y probablemente avena que se presenta en individuos genéticamente predispuestos, caracterizada por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes.

Los síntomas más frecuentes son: pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento.

El proyecto que ha dado fruto a BioEclosion comenzó en el Programa de Generación de Ideas 2013 organizado por el Parc de Recerca UAB. Los investigadores ganaron el segundo premio en aquella edición, así como el primero del programa Valortec 2015, con el que recibieron el apoyo económico.

biopsia-celiaquia-celiaco-prueba1

El biosensor creado por los investigadores permite analizar la sangre del paciente en la misma consulta del médico. Habitualmente, para saber si una persona es celíaca, es necesario dirigirse a laboratorios especializados. El objetivo de la empresa es evitar este largo proceso y hacer una prueba no invasiva.

El dispositivo funciona de forma similar a un glucómetro y también permite hacer un control de la evolución de la enfermedad, analizando el grado de la enfermedad de forma periódica, así como la evaluación de los familiares directos de un enfermo ya diagnosticado.

La enfermedad celíaca es un proceso con una elevada prevalencia mundial, que afecta aproximadamente al 1-2 % de la población general.

Aunque tiene una base genética bien definida, puede aparecer en cualquier edad de la vida, tanto en niños como en adultos, siendo un 20% de los casos diagnosticados en individuos mayores de 60 años.

Sin duda un gran avance para el diagnóstico en niños, ya que ofrece resultados de forma rápida y menos invasiva que las actuales pruebas de intolerancia al gluten. Actualmente, el proyecto se encuentra en la fase de validación para su comercialización.

Referencia: UAB

Enlaces Patrocinados
Comentarios