Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Digitaler_Fingerabdruck_iStock

Científicos de la Universidad de Surrey han logrado desarrollar un examen no invasivo capaz de detectar el consumo de cocaína por medio de las huellas dactilares. El avance se ha basado en una técnica de análisis químico conocida como espectrometría de masas.

La espectrometría de masas es una técnica de análisis que permite la medición de moléculas y analizar con gran precisión la composición de diferentes elementos químicos e isótopos atómicos, separando los núcleos atómicos en función de su relación carga-masa

Cuando cualquier persona consume cocaína, su organismo, al metabolizarla, excreta rastros de benzoilecgonina (principal metabolito de esta droga) y cinamato metilecgonina (alcaloide presente en la planta de la coca).

“Fumigamos un haz de disolvente sobre la transparencia de huellas digitales (una técnica conocida como ionización por desorción con electrospray o DESI) para determinar si estas sustancias estaban presentes. Se ha utilizado DESI para numerosas aplicaciones forenses, pero no hay otros estudios que la emplearan para determinar el consumo de drogas”, dijo Melanie Bailey, responsable de la investigación..

“Lo bueno de este método es que, no sólo es no invasivo y más higiénico que las pruebas de sangre o saliva, sino también que no puede ser falsificada”, destaca. Bailey. “Por la propia naturaleza de la prueba, se revela la identidad del sujeto dentro de los propios detalles de las huellas dactilares”.

Los científicos creen que esta prueba podría tener un gran alcance, pues resultaría útil para hacer exámenes rutinarios a personas que se encuentren en libertad condicional, en cárceles o que tengan que pasar por los tribunales u otros organismos encargados de hacer cumplir la ley.

Además, superaría ciertas limitaciones que presentan los métodos de prueba tradicionales. Por ejemplo, los análisis de sangre requieren para su aplicación de personal capacitado, y las pruebas de orina métodos de almacenamiento y de eliminación posterior. A menudo, también requieren de análisis en instalaciones especializadas.

Los investigadores prevén que está tecnología tardara unos años en difundirse a gran escala pues por ahora la dificultad a superar radica en el tamaño de los espectómetros de masa, sin embargo diversas compañías ya trabajan en el desarrollo de dispositivos portátiles.

Referencia: Analyst

 

Desde la Red…
Comentarios