video juegos cerebro

Científicos del Instituto Max Planck, Alemania informan que los videojuegos aumentan nuestra materia gris beneficiándose capacidades cerebrales como la orientación espacial, la formación de la memoria y la planificación estratégica, así como las habilidades motoras finas, algo que podría suponerse un tanto obvio, pero lo relevante es que además podría ser útil en intervenciones terapéuticas dirigidas a los trastornos psiquiátricos al aumentar la plasticidad cerebral.

Para investigar cómo los videojuegos afectan el cerebro, los científicos en Berlín pidieron a varios adultos a jugar el videojuego “Super Mario 64” durante un período de dos meses, durante 30 minutos al día, comparándolo con otro grupo control que no jugaría, para que posteriormente se cuantificara la actividad y el volumen cerebral utilizando imágenes de resonancia magnética.

En comparación con el grupo de control, los videojugadores mostraron aumentos de la materia gris, en la que están situados los cuerpos celulares de las células nerviosas del cerebro. Observando un aumento de la plasticidad cerebral en el hipocampo derecho, corteza prefrontal derecha y cerebelo. Estas regiones del cerebro están involucradas en funciones como la navegación espacial, la formación de la memoria , la planificación estratégica y la motricidad fina de las manos. Lo más interesante es que estos cambios eran más pronunciados cuanto más el deseo de los participantes informaron de jugar el juego de video .

La Organización Mundial de la Salud define el término de plasticidad cerebral o neuroplasticidad como la capacidad de las células del sistema nervioso para regenerarse, anatómica y funcionalmente, después de estar sujetas a influencias patológicas, ambientales, o del desarrollo, incluyendo traumatismos y enfermedades. Dicho en pocas palabras, la capacidad de las neuronas de asumir el papel de otra que esté lesionada.

“Mientras que estudios previos han demostrado diferencias en la estructura cerebral de los jugadores de videojuegos, el presente estudio puede demostrar la relación de causalidad directa entre los videojuegos y un aumento volumétrico del cerebro. Esto demuestra que regiones específicas del cerebro pueden ser entrenadas a través de los videojuegos”, dice Simone Kühn, científico senior en el Centro de Longevidad Psicología en el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano.

Por lo tanto Simone Kühn y sus colegas asumen que los videojuegos pueden ser terapéuticamente útiles para los pacientes con trastornos mentales en las que las regiones del cerebro se alteran o se reducen de tamaño, por ejemplo, la esquizofrenia, el trastorno de estrés post-traumático o enfermedades neurodegenerativas como la demencia de Alzheimer.

Por lo que ahora se planean estudios para investigar los efectos de los videojuegos en los pacientes con problemas de salud mental. Iniciando ya con uno que se encuentra en curso sobre los efectos de los videojuegos en el tratamiento del trastorno de estrés post-traumático.

Referencia: Nature

Enlaces Patrocinados
Comentarios