En adelanto a la copa mundial de fútbol (y los miles de visitantes que asistirán), la policía de São Paulo en Rio de Janeiro está comenzando a probar un par de lentes con cámara integrada capaces de escanear el entorno en busca de criminales.

La cámara analiza 46,000 puntos biométricos en hasta 400 rostros por segundo, información que se compara con una base de datos con cerca de 13 millones de personas.

Si sucede que algún individuo coincida con alguien de quien se tenga reporte de detención o sea un reconocido alborotador, una luz roja aparecerá en la pequeña pantalla conectada a las gafas.

Estas maravillas también tienen función de zoom; basta con un ajuste para acercar la imagen aún estando a una distancia considerable, no obstante, las fuerzas policiacas seguramente tendrán que lidiar con los problemas a menos de 50 metros, aún así, debe ser útil poder ver más a detalle las cosas.

Por ahora, los policías de esa localidad usarán esta tecnología para controlar multitudes (que suelen traducirse en riñas) en partidos de soccer y conciertos, pero esperan que eventualmente todo esté listo para operar en el mundial de 2014.

Las gafas son fabricadas en Israel, país donde ya se emplean para monitorear las fronteras y pueden identificar tanto a personas como vehículos; toda la información está contenida en un disco duro que puede almacenar hasta 14 millones de imágenes y es actualizado constantemente.

Esperemos que pronto aparezca un demo de esto que parece sacado de la película Robocop para poder conocer más a fondo su funcionamiento.

Fuentes 1 y 2

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios