Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

brain-neuron

Científicos del Centro para la Mente y el Cerebro de la Universidad de California han conseguido predecir el resultado de una decisión antes de que la persona la tome conscientemente. Sugiriendo que nuestra capacidad de tomar decisiones podría derivarse de fluctuaciones aleatorias en el “ruido de fondo” del cerebro, una actividad neuronal que se consideraba un simple mecanismo de compensación.

“¿Cómo es nuestra conducta independientemente de la causa y el efecto?” se preguntaba Jesse Bengson, investigador y autor principal del artículo. “Nuestros resultados demuestran cómo estados arbitrarios en el cerebro pueden influir en decisiones aparentemente voluntarias”.

En el experimento varios voluntarios se sentaron frente a una pantalla y fijaron su atención en el centro, mediante la electroencefalografía, los científicos registraron la actividad eléctrica de sus cerebros. Los sujetos debían tomar la decisión de mirar hacia la izquierda o hacia la derecha cuando un símbolo aparecía en la pantalla; luego debían reportar la decisión. Estas señales eran aleatorias y los voluntarios no podían, consciente o inconscientemente, estar preparados para lo que vendría.

Los investigadores encontraron que el movimiento en el patrón de actividad les permitía predecir el resultado segundos antes de que los voluntarios tomaran la decisión.

“El estado del cerebro justo antes de la presentación de la señal determina si mirará a la izquierda o a la derecha. El momento al azar significa que sabemos que la gente no está tomando la decisión de antemano”, dijo Bengson.

xcas

De esta manera los resultados señalan que “el ruido de fondo” del cerebro en realidad proporcionan un modelo de cómo la actividad cerebral precede la decisión. Para los científicos, este ruido de fondo cerebral presenta un nuevo camino hacia una libertad más allá de la causa y efecto. Pero ciertamente, tanto la decisión del cerebro consciente como la del inconsciente son tuyas, son resultado de tus genes, cerebro y del medio.

De hecho, hoy en día muchos científicos piensan que los procesos conscientes e inconscientes son independientes. Lo sean o no, que el cerebro tome decisiones que su parte consciente no recuerda después, es sólo el proceso neuronal natural de este complejo mamífero que cada vez vamos entendiendo más.

En otro estudio reciente, realizado por neurocientíficos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se constató también que las decisiones tomadas en contextos de mucha incertidumbre están definidas en gran medida por mecanismos generados internamente en el cerebro.

En este caso, sin embargo, los científicos achacaron dichos mecanismos a las inferencias que hace el cerebro a partir de lo que ocurre en el mundo sensorial.

De cualquier modo, el trabajo de Bengson abre interesantes cuestiones: si nuestro cerebro se prepara para actuar antes de que sepamos que vamos a actuar, ¿cómo podemos tomar una decisión verdaderamente consciente? ¿Nuestras decisiones se forman después de que somos conscientes de las evidencias que las fundamentan o, por el contrario, se definen antes de que las evidencias han alcanzado la consciencia?

Referencia: Universidad de California

Desde la Red…
Comentarios