Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

cometa-rosetta00

La Agencia Espacial Europea (ESA), lanzó el 2 de marzo del 2004 una sonda cuyo plan era la de orbitar alrededor del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko para el 2014 o incluso 2015. Se busca mandar un módulo que aterrice en dicho cometa, llamado Philae, el cual analizará minuciosamente las características del cometa y además, perforará la superficie en busca de muestras que puedan ser analizadas más adelante. Hay mucho que quiere saberse del cometa y esta es una gran oportunidad.

Sin embargo, para poder llegar al cometa, hubo que planificar una compleja trayectoria que incluyó tres sobrevuelos a la Tierra y uno a Marte, para así obtener ayuda gravitatoria en cuatro vueltas al sol en las cercanías de la órbita terreste y así ganar la suficiente velocidad para alcanzar la órbita (muy alejada) del cometa. Sin toda esta planificación para llegar, y sin la ayuda gravitatoria, no habría sido posible poner tanto combustible para alcanzar la órbita del cometa. Esto en sí mismo ya es una hazaña.

Es importante el estudio de los cometas pues de alguna manera son lo que era el sistema solar de forma primitiva. Se supone que no se ha modificado sustancialmente desde hace unos 4 mil millones de años. Por lo que estudiar los cometas parece ser una manera de hurgar en el pasado cósmico.

La Wikipedia indica que “el nombre de la sonda está inspirado en la Piedra de Rosetta, y nombres egipcios en general, ya que, también, el nombre del módulo de aterrizaje Philae, está inspirado en la antigua ciudad egipcia del mismo nombre (en la actualidad sumergida), donde existió un obelisco imprescindible y complementario en el descifrado del texto de la piedra Rosetta. Al igual que la Piedra de Rosetta sirvió para desvelar los misterios de la escritura jeroglífica egipcia, se espera que la sonda Rosetta desvele muchos misterios del sistema solar”.

Hoy sabemos que Rosetta llegó a su cita a unos 400 millones de kms de la Tierra, en un viaje que llevó 10 años. “Estamos en el cometa”, dijo el director de operaciones de vuelo de la ESA, en Darmstadt (Alemania). Rosetta está a cien kilómetros del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y a partir de ahora lo acompaña en su viaje alrededor del Sol. La sonda efectuará primero movimientos irregulares de “órbita hiperbólica” alrededor del cuerpo celeste, para eventualmente colocarse en órbita regular a su alrededor, anunció la ESA. Para noviembre, Philae se posará en la superficie del cometa, algo que nunca antes se había hecho.

Cabe decir que aunque la sonda está a unos 400 millones de kms de la Tierra, tuvo que viajar unos 6 mil millones de kilómetros, asistida por la gravedad de los planetas.

Los científicos intentarán descifrar qué contiene esta bola de nieve sucia, como la han descrito, para tratar de comprender cómo se formaron los planetas alrededor del Sol. Mark McCaughrean, consejero científico de la ESA indicó: “Rosetta está allá para abrir un cofre con un tesoro que contiene las claves sobre el nacimiento y la evolución del Sistema Solar, y potencialmente de la vida”.

Se espera que el 11 de noviembre, Rosetta llegue a pocos kilómetros del cometa ante de hacer descender a su robot de investigación. Philae enviará sus resultados a la Tierra en los seis meses que durarán los experimentos, que tienen que ver con la textura y química del astro. Todos los datos se enviarán por radio y debido a la lejanía, tardarán en conectarse alrededor de media hora.

Las imágenes cercanas del cometa mostraron algo que sorprendió: no se trata de una bola de nieve sucia en forma de patata, sino que parece un pato. Tiene dos lóbulos, uno grande y uno pequeño, conectados por una especie de “cuello”.

Referencias:

NASA

Desde la Red…
Comentarios