Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

roboticglove (2)

Los pacientes que han perdido sus funciones de la mano debido a las lesiones relacionadas con los nervios, como el ictus o la distrofia muscular, ahora tienen la oportunidad de restaurar sus movimientos mediante el uso de un nuevo dispositivo de rehabilitación inteligente llamado EsoGlove, desarrollado por la Universidad Nacional de Singapur.

La OMS refiere que el ictus es la primera causa de discapacidad grave en el adulto, la principal causa de muerte entre las mujeres y la segunda en los varones. Sobrevivir a un ictus o infarto cerebral implica, en muchas ocasiones, convivir con sus secuelas. La más común es la paralización o la pérdida de movimiento en la mitad superior del cuerpo, especialmente en una de sus extremidades, lo que supone una pérdida considerable en la calidad de vida.

EsoGlove es un dispositivo que cuenta con sensores para detectar las señales musculares y se adapta a los movimientos naturales de la mano humana. Es compacto y portátil, por lo que los pacientes que se están recuperando en casa o están encamados podrían llevar a cabo ejercicios de rehabilitación con mayor facilidad y comodidad, refieren los desarrolladores.

“Para recuperar las funciones de la mano, el paciente necesita programas de rehabilitación que implican tareas pautadas y repetitivas, como coger y soltar objetos. Estos ejercicios son a menudo muy intensivos y se limitan al ámbito clínico, bajo el asesoramiento de un terapeuta”, dijo Raye Yeow, responsable de la investigación.

8793757-13910522

Hasta ahora, los dispositivos robóticos convencionales para la rehabilitación de la mano se basan en componentes electromecánicos rígidos, pesados e incómodos para los pacientes. Con EsoGlove los componentes blandos y no requiere ajustes mecánicos complicados, el cuerpo principal del guante está hecho de lycra, con unos sensores de caucho de silicona por encima. Además, se adapta al tamaño de la mano con cintas de velcro ajustables y todos materiales lavables.

El guante está conectado a un sistema de control que modula la presión de aire que dirige a los sensores, de forma que cuando están presurizados por el aire, aplican fuerzas distribuidas por todo el dedo para poder doblarlo, extenderlo o girarlo según el movimiento deseado. Este nuevo método no limita los movimientos naturales del dedo, a diferencia de los dispositivos convencionales, que utilizan conexiones más rígidas. Otra ventaja es que cada sensor funciona de forma independiente, asistiendo a cada dedo por separado.

Utiliza un mecanismo de control intuitivo que implica la incorporación de tecnologías de identificación de electromiografía y radiofrecuencia. De esta forma, el guante robótico puede detectar la intención de un paciente de realizar una acción concreta con la mano, como coger un bolígrafo o una taza. Al interpretar el estímulo nervioso hacia el músculo, el guante hace que el usuario mueva los dedos de forma intuitiva para ejecutar una tarea específica, implicando objetos de diferentes formas y tamaños.

Por otra parte, la eliminación de materiales ferromagnéticos en estos guantes posibilita su uso en estudios de imagen por resonancia magnética, lo que abre el camino para descubrir los mecanismos de recuperación neuronal que acompañan a los progresos motores con este dispositivo robótico.

Referencia: NUS

 

Desde la Red…
Comentarios