brazos robots

Profesores de la Universidad de Columbia han dado un nuevo enfoque a la cirugía mínimamente invasiva al desarrollar la Plataforma Robótica de Efectos (IREP) para las cirugías más pequeñas del mundo con incisiones de tan solo 15 mm de diámetro, ya que cuenta con un solo puerto de entrada para un doble brazo robótico que, además, puede dar visualización en 3D para el seguimiento del procedimiento quirúrgico.

Actualmente, los pacientes prefieren la cirugía mínimamente invasiva, ya que deja cicatrices más pequeñas, menos dolor y una recuperación más rápida. Sin embargo, las técnicas de la cirugía mínimamente invasiva como la laparoscopia a menudo requieren múltiples incisiones y un gran equipo de personal. Como resultado de la reducción del tamaño y el alcance de los instrumentos, la dificultad de los procedimientos mínimamente invasivos ha aumentado significativamente, lo que a menudo resulta en el aumento del tiempo y costos de la operación.

“Nuestro sistema IREP representa un nuevo desarrollo en la cirugía robótica”, dice el profesor de ciencias de la computación e ingeniería de Columbia, Peter Allen. “En lugar de varios millones de dólares de los sistemas robóticos de gran tamaño, éste se trata de un equipo pequeño que puede colocarse fácilmente, permitiendo la orientación rápida del paciente durante la cirugía y de bajo costo, con una cirugía verdaderamente mínimamente invasiva, el sistema compacto incluye los brazos para la técnica robótica e instrumentación quirúrgica además de una visión en 3-D y un software inteligente para el control y la visualización del cirujano. ”

El IREP consta de una configuración plegable para la inserción en orificios naturales o a través de una pequeña incisión, una configuración de un doble brazo flexible con una mecánica push-pull y una cámara binocular para la visualización en 3-D, ya que incluye dos cámaras controlables en miniatura en el interior del cuerpo para proporcionar una visión en tiempo real para el cirujano. Con el uso de estos métodos de reconstrucción, los cirujanos también podrán modelar la anatomía interna del paciente desde el preoperatorio con tomografía, ecografía o resonancia magnética.

Este es sin duda un gran avance en el ambiente quirúrgico, ya que puede mejorar considerablemente la atención de los pacientes trayendo consigo muchos beneficios, como un tiempo de recuperación más rápido, menos riesgo de infección y una cicatriz casi imperceptible.

Referencia: Columbia University

Enlaces Patrocinados
Comentarios