Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

CkbkFQDWYAE9rFV

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la empresa tecnológica Marsi Bionics han desarrollado el primer exoesqueleto pediátrico dirigido a niños con atrofia muscular espinal. 

El dispositivo además podría evitar la aparición de complicaciones asociadas a la pérdida de movilidad y funcionar como una alternativa a la terapia de rehabilitación actual.

La atrofia muscular espinal es una de varias enfermedades hereditarias que destruyen progresivamente las neuronas motoras inferiores que controlan la actividad muscular voluntaria esencial como hablar, caminar, respirar y deglutir.

El exoesqueleto hecho de aluminio y titanio tiene 12 kilos de peso consta de unos largos soportes llamados órtesis, que se ajustan y adaptan a las piernas y al tronco del niño. En las articulaciones, una serie de motores imitan el funcionamiento del músculo humano y aportan al niño la fuerza que le falta para mantenerse en pie y caminar. El sistema lo completan una serie de sensores, un controlador de movimiento y baterías de litio recargables con cinco horas de autonomía.

Los niños con esta enfermedad tienen una movilidad residual, pero no es lo suficiente intensa como para ponerse de pie y caminar. “Utilizamos la tecnología para detectar ese intento de movimiento y que de esta manera el niño pueda comandar el desplazamiento”, dijo Elena García, responsable de la investigación.

CkcvE9gXEAAXmIU

“En los casos en los que no existe esta movilidad residual, se puede programar un movimiento para que el niño maneje la estructura con ayuda de un joystick”.

La principal dificultad para desarrollar este tipo de exoesqueletos pediátricos consiste en que los síntomas de las enfermedades neuromusculares, como la atrofia muscular espinal, varían con el tiempo tanto en las articulaciones como en el conjunto del cuerpo. Por eso es necesario un exoesqueleto capaz de adaptarse a estas variaciones de forma autónoma.

“Nuestro modelo incluye articulaciones inteligentes que modifican la rigidez de forma automática y se adaptan a la sintomatología de cada niño en cada momento”, agrego la investigadora.

El objetivo principal es que el exoesqueleto sea una realidad en las familias. Por el momento, los investigadores plantean un sistema de renta con cobertura sanitaria basado de 800 euros mensuales y/o la opción de compra de 50.000 euros.

Referencia: CSICSINC

Desde la Red…
Comentarios