Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Enryu, un robot diseñado después del temblor de Kobe en 1995, tendrá un misión en la planta de Fukushima después de los desastres acontecidos en Japón. Su nombre se traduce como “Dragón de rescate” y tendrá tareas que los humanos no pueden realizar.

El T-53 Enryu fue construido en 2007 por Tmusk, una compañía basada en Fukuoka. Mide 2.7 metros de altura y pesa casi 5 toneladas, está equipado con una excavadora y además cuenta con brazos capaces de mover escombros. Lo cual será precisamente su labor.

Enryu tendrá que mover escombros radioactivos para que los humanos y otro tipo de máquinas puedan tener acceso. Sin embargo necesita estar cubierto de plomo para no ser afectado por la radiación. Eso sí, se puede sentir orgulloso de ser el segundo robot empleado en la recuperación de Japón. Un robot que detecta radioactividad ha sido usado con anterioridad pero con poca frecuencia.

Los brazos de este robot pueden cargar 99.7 kilogramos, y puede ser operado desde la cabina o desde hardware portátil, para lo cual cuenta con 7 cámaras que facilitan su operación.

El T-53 ayudó después del temblor de la ciudad Kashiwazaki en 2007. Sin embargo, apenas fue enviada al norte de Japón a Tsukuba donde será evaluado. Al parecer después será enviado cerca de Fukushima a una planta donde decontaminan maquinaria. Mientras tanto aquí pueden ver un video de cómo funciona Enryu.

Fuente: CNET News

Desde la Red…
Comentarios