Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

No hay duda que la tecnología multitáctil ha traído un nuevo nivel en la interacción con nuestros dispositivos. En Israel, Efrat Barit y Saar Shai, sin embargo, creen que la funcionalidad de un dispositivo táctil podría mejorarse notablemente con el desarrollo de su concepto Ringbow. Dicho adminículo se utiliza en el dedo índica y es un dispositivo parecido a un anillo que puede ser programado para dar capacidades extras a las acciones existentes, lo cual activaría una nueva serie de opciones táctiles o bien, podría liberar las manos de la superficie de las pantallas táctiles para operar más como Kinect, usando un control más espacial sobre las operaciones de la pantalla táctil.

El prototipo de evaluación del concepto Ringbow está actualmente sometido a un limitado número de desarrolladores de aplicaciones para probar el tipo de funcionalidad, así como el diseño ergonómico, para cuando se pase al modelo de producción. El juguete se comunica con la pantalla táctil vía Bluetooth y por el momento solamente puede ser usado en la plataforma Android, pero evidentemente se abrirá a otras plataformas táctiles de desarrollo.

Del lado del Ringbow tenemos un dispositivo que puede ser programable en 5 direcciones diferentes. Esto puede ser usado para añadir valor contextual a la interacción con la pantalla multitáctil, para intercambiar las pantallas del menú o para hacerse de diferentes pantallas de interfaz con el usuario. También puede usarse para manipular elementos en interfaces virtuales así como para modificar sus propiedades, y mucho más, de acuerdo a los creadores.

Por ejemplo, los controles de arriba, abajo, izquierda, derecha y presionar pueden ser programados para corresponder a elementos visuales en un juego o aplicación, o para añadir funcionalidad específica a ciertas acciones. Tocar un punto en la pantalla podría abrir un navegador, por ejemplo, mientras que tocar el mismo punto con el Ringbow podría activar el navegador y mandarnos al sitio favorito o al mismo tiempo, abrir otra aplicación o widget.

La naturaleza inalámbrica de su conectividad también significa una entrada multitáctil, la cual podría casarse con ciertos gestos espaciales que funcionarían como comandos, para mejorar el desempeño y la funcionalidad, o bien, para aplicarlas a ciertas acciones que no necesitan que el usuario toque la pantalla.

El prototipo muestra una banda que se prende para indicar el estado del dispositivo y el nivel de la batería. La carga de energía se hace a través de un puerto USB. Cada Ringbow puede tener su propio identificador (ID), de manera que diferentes usuarios podrían interactuar con la pantalla multitáctil de diferentes maneras, tanto para trabajo colaborativo o para juegos de múltiples jugadores.

Estaremos atentos a este prometedor desarrollo.

Fuente: Ringbow

Desde la Red…
Comentarios