Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Gel regenerador de nervios

El cuerpo humano es un sistema muy complejo, formado por un sin número de partes para formar un todo y muchas de ellas como por ejemplo el hígado puede regenerarse después de sufrir cierto daño, pero otros como el sistema nervioso se considera irreparable o de muy lenta recuperación, dejando a muchas personas con una vida de dolor, movilidad limitada o parálisis.

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv, han inventado un método para reparar y regenerar los nervios periféricos dañados, a través de un implante biodegradable en combinación con un Gel regenerativo que aumenta el crecimiento del nervio hasta su curación, recuperando la funcionalidad de un nervio roto o deteriorado.

Este innovador proyecto está ganando reconocimiento internacional. Sus primeros éxitos fueron reportados recientemente en varios congresos científicos de renombre, entre ellos la Federación Mundial de Sociedades Neurológicas y de la Sociedad Europea de Neurología. La terapia, ya está probada en modelos animales, y se encuentra a pocos años de uso clínico, dice el Dr. Rochkind principal responsable de la investigación.

Un nervio es como un cable eléctrico. Cuando es cortado o dañado, la energía ya no puede ser transferida y el cable pierde su funcionalidad. Del mismo modo, un nervio dañado pierde la capacidad de transferir señales para el movimiento y la sensibilidad a través del sistema nervioso.

En este método, los dos extremos cortados de un nervio dañado se vuelven a conectar mediante la implantación de un tubo blando y biodegradable, que sirve como un puente para ayudar a conectar el nervio. El gel innovador que recubre el interior del tubo nutre el crecimiento fibras nerviosas, estimulando el nervio para reconectar los extremos cortados a través del tubo, incluso en los casos con gran daño refieren los autores.

La clave está en la composición del gel, este tiene tres componentes principales: antioxidantes, que presentan actividades anti-inflamatorias, una lámina de péptidos sintéticos, que actúan como una vía de ferrocarril para que las fibras nerviosas crezcan a través de ella, y ácido hialurónico, que se encuentra comúnmente en el feto humano y que sirve como un amortiguador frente a la desecación, un peligro importante para la mayoría de los implantes.

“El implante ya ha sido probado en modelos animales, y el gel por sí mismo puede ser utilizado como un producto independiente, que actúa como una ayuda a la terapia celular, no sólo es capaz de preservar las células, ya que puede apoyar su supervivencia cuando se usan para la terapia y el trasplante”, dice el Dr. Rochkind.

Este es un gran avance que podría tener implicaciones en una gran cantidad de enfermedades neurológicas como por ejemplo para el tratamiento del Parkinson, neuralgias y parálisis, por lo que esperemos pronto veamos resultados positivos en las pruebas con humanos.

Referencia: Tel Aviv University

Desde la Red…
Comentarios