Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Biólogos de la Universidad de Minnesota lograron replicar el paso evolutivo de un organismo unicelular a uno multicelular. En otras palabras la manera en que una bacteria podría convertirse en una flor o un perro. Algo que se pensaba les tomaría cientos a miles de años lo lograron en 60 días.

La tierra está llena de vida, y a pesar de nuestros esfuerzos para diezmarla, la vida se adapta y se abre camino para prosperar en las condiciones y rincones más inhóspitos. Hace más de 500 millones de años, los organismos unicelulares en la superficie de la tierra comenzaron a formar varios grupos celulares que finalmente se convirtieron en las plantas y animales que conocemos hoy. Este era un hecho comprobado, pero no se sabía exactamente cuánto tiempo le tomo a la naturaleza conseguir la hazaña.

Ahora los científicos han replicado este paso clave en el laboratorio utilizando la levadura de cerveza común (Saccharomyces cerevisiae), una especie de levadura que se usa desde la antigüedad para hacer pan y cerveza, ya que es abundante en la naturaleza y crece con facilidad.

En resumen el experimento consistió en añadir un medio de cultivo especial rico en nutrientes para permitirle a las células crecer, luego se utilizó una centrífuga para estratificar el contenido. Y tras 60 ciclos y 60 días más tarde la levadura evoluciono en grupos multicelulares que trabajan juntos en forma cooperativa, reproduciéndose  y adaptándose a su medio ambiente.

“Un grupo solo, no es multicelular. Pero cuando las células cooperan, hacen sacrificios por el bien común, y se adaptan al cambio, es una transición evolutiva a la multicelularidad. Para que los organismos sean multicelulares, la mayoría de las células necesitan sacrificar su capacidad de reproducirse, una acción altruista que favorece el todo, pero no el individuo,” dice Ratcliff, investigador y profesor del Departamento de Ecología, Evolución y Comportamiento de la Universidad de Minnesota.

Por ejemplo, todas las células del cuerpo humano es esencialmente un sistema de apoyo que permite a los espermatozoides y los óvulos para pasar ADN a lo largo de la próxima generación. De este modo la multicelularidad es por su propia naturaleza cooperativa.

Los resultados se han ganado los elogios de los biólogos evolutivos en todo el mundo…

“Para entender por qué el mundo está lleno de plantas y animales, incluyendo seres humanos, tenemos que saber cómo organismos unicelulares han hecho el cambio a la vida en grupo, como los organismos multicelulares”, dice Sam Scheiner, director del programa en la división del NSF de Biología del Medio Ambiente.

Este estudio es el primero en observar experimentalmente la transición ofreciendo una mirada a un evento que tuvo lugar cientos de millones de años atrás. Un pequeño paso que puede traer grandes avances para la ciencia. Lo próximo será ver el papel de la multicelularidad en el cáncer, el envejecimiento y otras áreas críticas de la biología.

Fuente:  Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS)

Desde la Red…
Comentarios