La idea de contar con un smartphone que tenga pantallas curvas o bien la capacidad de doblarse es uno de los grandes atractivos que a muchos usuarios llama la atención, pero ¿qué sucede cuando doblar la pantalla permite controlar el smartphone?

Justamente esa idea es la que el equipo de Media Lab de la Universidad de Queens se encuentran desarrollando, ya que a partir de una pantalla flexible y ciertos sensores el usuario podría realizar diversas funciones como jugar, seleccionar o controlar aspectos del dispositivo.

Con el nombre de Reflex, este burdo prototipo emplea una pantalla táctil flexible OLED HD provista por la empresa LG, la cual es complementada en la parte trasera por dos sensores de flexión que, como indica su nombre, determinan la fuerza con la que un usuario dobla la pantalla, por lo que ahora el usuario al momento de leer un libro digital y desea cambiar una página bastará con doblar más de un lado la pantalla.

Además de esto, los bordes de donde se alimenta la pantalla integran un par de sensores de retroalimentación háptica, ubicados de igual manera en la parte posterior del prototipo, por lo que además de doblar la pantalla, estos sensores podrán emplearse como botones que ofrecerán una conveniente respuesta táctil debido a su posición. Mientras que en el resto del cuerpo se encontrarán todos los elementos necesarios para su funcionamiento como la batería, procesador, memoria, sensores, etc.

Aunque luce un poco burdo, ReFlex se ha colocado como la primera pantalla flexible táctil de alta definición que además cuenta con la habilidad de interacción al manipulara, sin olvidar que además funciona como un smartphone Android gracias al uso de Android KitKat como cerebro.

Por ahora, la gente de Media Lab continuaran experimentando y mejorando este proyecto con el que buscaran incrementar las cualidades de las pantallas flexibles.

Fuente: ReFlex

Enlaces Patrocinados
Comentarios