Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

facereco00

Las técnicas para reconocer rostros muchas veces vienen con una serie de discusiones y controversias sobre las mismas, particularmente en lo que se refiere a la privacidad. Sin embargo esta nueva aplicación probablemente no cause ninguna dificultad porque los sujetos a identificar ya han muerto hace muchos años. Antes de la fotografía, los retratos y los cuadros al óleo se usaban para recordar cómo se veían las personas. Hay pues, además de las grandes obras, muchas que contienen una serie de personajes los cuales sería interesante saber quiénes fueron. Pues bien, éste es el proyecto de tres investigadores de la Universidad de California, Riverside.

“FACES: Faces, Art, and Computerized Evaluation Systems” es el proyecto que intentará aplicar el reconocimiento de imágenes para saber qué personajes pudieron haber estado en alguna pintura. Citando a Conrad Rudolph, profesor de historia del arte y además, director del proyecto: “Casi cada cuadro pintado antes del siglo 19 fue de una persona de alguna importancia. En la medida que las familias empezaron a pasar por malas temporadas económicas, muchos de estos cuadros fueron vendidos y las identidades de los sujetos pintados se perdieron. La pregunta que esperamos responder es ¿podemos restaurar estas identidades?”

El problema no es fácil pues al trabajar en un retrato, o incluso una escultura, se introduce cierto tipo de distorsión que el software tiene que poder manejar. Hay toda una interpretación artística que debe ser construida en el sistema. Inicialmente el trabajo empezará con las máscaras mortuorias de personajes conocidos con la idea de encontrarlos en retratos conocidos y desconocidos.

Uno podría preguntarse por qué no dejar a los humanos que hagan ese trabajo. Y probablemente podría hacerse, pero el resultado sería subjetivo. Un programa de reconocimiento de rostros podría poner un intervalo de confianza en la identificación, algo que podría ayudar a los historiadores y académicos del ramo.

Si el algoritmo puede ajustarse más, podría analizarse las colecciones digitalizadas de museos y de galerías de arte alrededor del mundo. Y así se tendría una gráfica de la red social de una época determinada, poniendo así más ciencia y más ciencias de la computación, a la historia.

Referencias:

Scholars to Apply Facial Recognition Software to Unidentified Portrait Subjects 
i-programmer

____
(*) La imagen muestra la máscara mortuoria de Lorenzo de Medici, del siglo 15 y el mismo rostro en un fresco de 1485.

Desde la Red…
Comentarios