Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Recarga tus gadgets con la humedad del aire

Científicos del Instituto de Tecnología de Massachusettts (MIT) han demostrado que pueden obtener electricidad del proceso por el cual las gotas de agua huyen de superficies hidrofóbicas durante la condensación. Energía que refieren podría utilizarse para alimentar dispositivos electrónicos.

La condensación es el proceso por el cual el agua cambia de fase, de vapor a estado líquido. Es responsable de la formación de las nubes. Algunos ejemplos comunes de la condensación son: el rocío que se forma en la hierba en horas de la madrugada, los vídrios de los lentes que se empañan cuando entras en un edificio caliente en un frío día de invierno, o las gotas que forman en un vaso con una bebida fría en un día caliente de verano.

Este enfoque podría conducir a dispositivos para cargar los teléfonos móviles u otros aparatos electrónicos utilizando sólo la humedad en el aire. Como beneficio adicional, el sistema también puede producir agua limpia.

“El dispositivo en sí podría ser simple, pues consistiría en una serie de placas de metal planas intercaladas. Aunque sus pruebas iniciales se realizaron con placas de cobre, cualquier metal conductor serviría, incluyendo el aluminio más barato”, dijo Nenad Miljkovic, profesor asociado de Ingeniería Mecánica del MIT.

En las pruebas iniciales, la cantidad de energía producida era extremadamente pequeña sólo 15 picovatios, o una billonésima de vatio por centímetro cuadrado de la placa de metal. Pero Miljkovic dice que el proceso podría ser fácilmente ajustado para lograr al menos 1 microvatio, o millonésima de vatio, por centímetro cuadrado.

Tal resultado sería comparable al de otros sistemas que se han propuesto para recoger calor residual de las vibraciones o de otras fuentes de energía del ambiente, y representa una cantidad que podría ser suficiente para proporcionar potencia útil para dispositivos electrónicos en algunos lugares remotos.

Por ejemplo, Miljkovic ha calculado que con 1 microvatio por centímetro cuadrado, un cubo que mida alrededor de 50 centímetros de lado podría ser suficiente para cargar completamente un teléfono celular en aproximadamente 12 horas. Aunque pueda parecer lento la gente en áreas remotas pueden tener pocas alternativas, explica.

En cuanto a limitaciones refieren que debido a que el proceso se basa en la condensación, se requiere un ambiente húmedo, así como una fuente de temperaturas más frías que el aire circundante, tales como una cueva o río.

Referencia: Nature

Desde la Red…
Comentarios