Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

voyager00

Quienes programan en la actualidad quizás piensen que lenguajes como FORTRAN o COBOL están muertos. De hecho, prácticamente no se habla de ellos pero incluso sin toda esta promoción COBOL se sigue usando en muchísimos ambientes financieros y FORTRAN se sigue utilizando en el mundo de la ciencia. La razón de esto último es que se han escrito millones de líneas en FORTRAN para todo tipo de cálculos científicos, y físicos y matemáticos siguen usando estas rutinas ya probadas.

Sin embargo, es cierto que los programadores modernos tal vez ya no consideren a FORTRAN como un lenguaje deseable para programar, pero el hecho es que no está muerto, sino que quizás está a la espera de un nuevo aire. Esta nueva brisa podría venir a partir de la convocatoria de Suzanne Dodd, gerente del programa Voyager de la NASA, quien está buscando a un programador experto en FORTRAN para ocupar la plaza de Larry Zottarell, quien pronto se retirará.

Para quien sepa FORTRAN quizás sea la oportunidad de su vida y la NASA ofrece de 6 a 12 meses de entrenamiento para poder ocupar a satisfacción el lugar de Zottarell. Cabe decir que probablemente el programador elegido requiera desempolvar sus viejas habilidades en el lenguaje ensamblador.

fortran888157Hay dos naves Voyager en el espacio, las cuales fueron las primeras sondas de la NASA que usaron computadoras. Los recursos en estas naves eran muy limitados si los comparamos con lo que las sondas de investigación tienen actualmente en términos de equipo y tecnología pero aún así, las tres computadoras a bordo de cada nave, con 40 años de vida, siguen trabajando adecuadamente. De hecho, el software de estas máquinas se actualizó hasta 1990.

Hay otros problemas al respecto de las sondas Voyager: muchos de los materiales usados ya no existen. Hay aún trabajadores en la NASA que estuvieron en ese proyecto y bien podrían asesorar al que ocupe la plaza que pronto se va a desocupar. Esto es un bono extra: el poder interactuar con muchos de los pioneros en este campo de la investigación espacial. Imaginen nada más hacer cómputo remoto a 12 millardos de millas? ¿Quién se apunta?

He aquí la información que contienen los discos de oro que se mandaron con los Voyager, en el remoto caso de que alguna raza de alienígenas, llegara a saber de estas naves:

Referencias:

HackADay 

Desde la Red…
Comentarios