Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

darpa-arm

La rama de investigación militar de los Estados Unidos la DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) han producido dos avances significativos para aquellas personas que sufrieron de alguna amputación, ya que las nuevas tecnologías permiten crear prótesis que se controlan de forma más natural usando su sentido del tacto y conexiones directas a los músculos.

A través del programa RE-NET (Tecnología de Interfaz Natural Confiable), un grupo de investigadores del Instituto de Rehabilitación de Chicago demostraron un tipo de interfaz periférica denominada reinervación muscular dirigida o TMR (targetd muscle re-innervation). Al reconectar los nervios de extremidades amputadas con nuevas interfaces que permiten el control de prótesis con los músculos existentes.

La TMR permite que el miembro artificial se controle a través de los músculos intactos en el miembro amputado. Un músculo bíceps, aunque sólo sea parcialmente retenido después de la cirugía o lesión, puede ser aprovechado y utilizado como el detonante para que el brazo pueda realizar acciones.

En este vídeo un ex oficial del ejército herido en Irak demuestra lo bien que el brazo artificial se mueve cuando se conecta a los músculos.

En la segunda investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad Case Western se empleó un electrodo plano de interfaz nerviosa (FINE – flat interface nerve electrode) para demostrar la retroalimentación sensorial directa. Al crear una interfaz con los nervios residuales en la extremidad parcial del paciente, restaurando algo de la sensibilidad de los dedos al toque. A diferencia de la retroalimentación visual, la retroalimentación sensorial directa permite a los pacientes mover una mano sin tener que enfocar su vista en ella, permitiendo tareas simples como buscar objetos pequeños en una bolsa, algo imposible con las prótesis existentes actualmente.

Prótesis con sentido del tacto y control muscular

Por ahora, las tecnologías sólo están en el laboratorio, se está probando en ensayos clínicos y en los hospitales militares. Pero se espera que entren al mercado hasta el 2016.

El siguiente vídeo se muestra a un paciente que puede sentir a través de sus brazos protésicos mientras recoge y manipula bloques. En las pruebas iniciales, el hombre era claramente mejor en movimiento alrededor de los bloques con la ayuda de los nuevos electrodos retroalimentación sensorial.

Referencia: DARPA

Desde la Red…
Comentarios