Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La sobrepoblación es un fenómeno demográfico que se produce cuando la elevada densidad de la población provoca consecuencias negativas en el entorno. Estas secuelas pueden ser de diversos tipos como daños al medio ambiente, destrucción de ecosistemas, hambruna, conflictos, disminución de la calidad de vida y otros.

Es un problema contemporáneo verdaderamente alarmante pues día con día, la tasa de nacimiento es mucho mayor a la de muerte. Indudablemente, los recursos comenzarán a verse limitados, al igual que el espacio geográfico, pero algo que realmente preocupa es la distribución económica.

Por dicho motivo, la fundación Bill y Melinda Gates, organización de caridad más grande del mundo, destinó aproximadamente 620 mil dólares con el fin de buscar una píldora anticonceptiva para hombres, precisamente para poder reducir la pobreza en el mundo. El dinero fue dirigido a diversas iniciativas para cumplir con dicho objetivo.

En la actualidad, hay múltiples métodos anticonceptivos para mujeres como el condón, parches, pastillas, DIU, entre otros, mientras que los hombres únicamente se ven limitados al preservativo y a la vasectomía. Martin Matzuk, director del Centro para el Descubrimiento de Fármacos de la Facultad de Medicina Baylor, espera encontrar una sustancia química que pueda dejar temporalmente estéril a un hombre.

Las pastilla que Matzuk intentará producir, se trataría de un método seguro, de acción rápida y reversible. Ya desde hace tiempo las farmacéuticas abandonaron la idea de crear anticonceptivos para hombres, pero al parecer aún hay organizaciones que intentarán destinar sus recursos con el fin de llegar a una efectiva solución sin complicaciones.

NASA advierte sobre alarmante hundimiento del Valle de California

Aunque se trate de una apuesta arriesgada, la fundación reconocida a nivel internacional de Bill Gates, se aventuró a donar una estrafalaria cantidad de dinero. Por supuesto, el objetivo estará enfocado en la planificación familiar con el fin de reducir la pobreza que nos atañe en estos tiempos.

Es un hecho que podría llegar el momento en el que no se pueda sostener a la población al ritmo en el que crece, por lo que una píldora masculina podría ser una opción ideal para reducir el número de embarazos no deseados, los cuales abarcan un 40 por ciento a nivel mundial.

Además, se podría considerar que las mujeres se encuentran expuestas injustamente a una mayor carga hormonal y química a diferencia de los hombres. Quizá no se han hecho muchas pruebas, o no se ha llegado a resultados más concretos del lado masculino porque por la parte femenina a soluciones eficaces.

Para lograr encontrar el método masculino adecuado, Matzuk cuenta con una recopilación de genes activos en los testículos para generar ratones que carecen de ellos. Para ello, emplea la tecnología de edición génica CRISPR que elimina genes uno por uno. Hasta el momento, el investigador ha generado más de 75 ratones y afirma que esta tecnología ha hecho que el trabajo sea mucho más rápido.

Con esta aplicación podrás saber si tienes una enfermedad de transmisión sexual

De esta forma, Matzuk dejará que los ratones se apareen con el fin de ver si las parejas hembras se embarazan. Si éstas no sufren ningún cambio, significaría que el gen podría ser una buena estrategia para un anticonceptivo.

Los métodos anticonceptivos de mujeres son conocidos por provocar aumento de peso, cambios anímicos y otras situaciones hormonales. Por otro lado, hace algunos años, se detuvieron las pruebas de una hormona anticonceptiva masculina al ver que un participante se suicidara y que otros mencionaran sentir depresión.

El verdadero reto es desarrollar un método que inhiba la producción de espermatozoides sin que los hombres sientan complejos cambios hormonales.

Referencia: Technology Review

Desde la Red…
Comentarios