Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

SNF0122A-682_568744a

Científicos proponen una nueva teoría que refutaría a la del Big Bang, al revelar que este universo podría haber nacido a partir de la explosión de un agujero negro originado en un “Universo mayor” de cuatro dimensiones.

En su artículo llamado “Fuera del agujero negro: Un origen holográfico para el Big Bang” el astrofísico del Instituto Perimeter de Física Teórica Niayesh Afshord y sus compañeros explicaron que el universo donde se encuentra la Tierra podría haber nacido a partir de la explosión de un agujero negro de otro más grande de cuatro dimensiones. Esto no serían más que los restos.

Esta nueva teoría, que refutaría el Big Bang, parte de la idea de Afshordi que revela que el universo tridimensional en el que vivimos no es más que una membrana que flota a través de un “Universo mayor” que tiene cuatro dimensiones espaciales.

La teoría estándar es que el universo creció de un punto infinitamente denso o singularidad, la cual según Afshord es una de sus limitaciones. “Es difícil predecir qué habría producido un universo teniendo una temperatura casi uniforme, ya que debido a la edad del universo (unos 13,800 millones años) no le daría suficiente tiempo para llegar a una temperatura equilibrada.”

La mayoría de los cosmólogos dicen que el universo se debió haber ido expandiendo más rápido que la velocidad de la luz para que esto sucediera, pero Afshordi dice que la teoría tiene problemas: “El Big Bang fue tan caótico, que no es claro si habría habido incluso una pequeña región homogénea para que la inflación empezara a funcionar”.

“Los astrónomos midieron la expansión del universo y la extrapolaron concluyendo que el universo debe haber comenzado con un Big Bang, pero eso es sólo un espejismo”,  agrego.

Esto es lo que los físicos proponen:

  • El modelo que construyeron tiene un universo en tres dimensiones, flotando como una membrana (o brana), en un “universo mayor” que tiene cuatro dimensiones. (Sí, esto causa dolor de cabeza, así que puede ser que sea más fácil de pensar de forma temporal en la membrana como de dos dimensiones y el “universo mayor” en tres dimensiones.)
  • Así pues, si este “universo mayor” tiene estrellas de cuatro dimensiones, estas estrellas podrían pasar por los mismos ciclos de vida que las de tres dimensiones que nos son más familiares. Las más masivas estallarían como supernovas, desgarrando su superficie y colapsando internamente como un agujero negro.
  • El agujero negro 4-D tendría un “horizonte de sucesos” al igual que los de 3-D que nos son más familiares. El horizonte de sucesos es el límite entre el interior y el exterior en un agujero negro. Hay muchas teorías de lo que sucede en el interior de un agujero negro, aunque nunca se ha observado nada.
  • En un universo 3-D, el horizonte de sucesos aparece como una superficie de dos dimensiones. Por lo tanto en un universo 4-D, el horizonte de sucesos sería un objeto de 3-D llamado hiperesfera.
  • Así que, básicamente, lo que el modelo dice es que cuando las estrellas 4-D colapsan, con el material sobrante crearían una membrana 3-D que rodea a un horizonte de sucesos 3-D y luego se expande.

Esto se desprende de las observaciones de que el universo está en expansión (y de hecho es cada vez más rápido a medida que se expande, posiblemente debido a la misteriosa energía oscura), por lo que  la nueva teoría dice que la expansión se deriva del crecimiento de esta membrana 3-D. Sin embargo, existe al menos una limitación.

Aunque el modelo no explica por qué el universo tiene una temperatura casi uniforme, refieren que el universo 4-D habría existido por mucho más tiempo para lograrlo. Un telescopio de la Agencia Espacial Europea llamado Planck, ha mapeado recientemente pequeñas variaciones de temperatura en el fondo cósmico, que se cree, serían restos de los inicios del universo.

Referencia: Cornell University

Desde la Red…
Comentarios