Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Ahora es posible controlar una computadora tocando una planta casera y lograr que según la parte que se toque, la computadora haga cosas diferentes. En lugar de usar una pantalla táctil o el ratón, el sistema experimental Botanicus Interactus de Disney abre un panorama en lo que pudiese hacerse en interacción con objetos animados e inanimados.

El sistema incorpora un solo electrodo, que se coloca en la tierra donde está la planta. Usando tecnología de frecuencia capacitiva (SFCS por sus siglas en inglés), se puede determinar no solamente si la planta se ha tocado, sino que puede saberse en qué parte del “cuerpo” de la misma ha sido tocado. Puede además detectar la naturaleza del toque, o incluso, si la persona ha puesto sus dedos cerca de la planta.

SFCS trabaja bajo el mismo principio que las pantallas multitáctiles usadas en los dispositivos móviles comerciales, pero en lugar de detectar señales eléctricas de una sola frecuencia, es capaz de monitorear un rango de éstas. Los algoritmos de aprendizaje de Botanicus Interactus, permite entonces asociar cambios particulares en frecuencias con toques de los dedos sobre la planta en diferentes lugares.

“La computación se está fusionando rápidamente con nuestros lugares cotidianos y gracias a las tablets y a Kinect, la interacción con las computadoras está incrementándose en lo que se refiere a gestos y comandos táctiles”, dice Iván Poupyrev, investigación senior de Disney Research, en Pittsburgh. “Todavía, la interacción está limitada a los dispositivos de cómputo, Nos preguntamos si podríamos interactuar con los objetos cotidianos”…

Se ha utilizado un jardín de plantas reales y artificiales para demostrar esta tecnología, la cual se pudo ver en la conferencia SIGGRAPH 2012, que se está llevando esta semana en Los Ángeles. Más sobre esto puede verse en el siguiente video demostrativo:

Referencias:

GizMag  y Disney Research

Desde la Red…
Comentarios