Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Pilotean aviones con la mente

Hace unos días les informamos como un piloto tetrapléjico conduciría en la NASCAR controlado el auto con su cabeza, ahora científicos de la Technische Universität München (TUM) en Alemania han diseñado un sistema que permite pilotear un avión con la mente, sin necesidad de tocar en ningún momento ni pedales ni mandos.

El sistema consiste en un gorro capaz de leer las ondas cerebrales de los pilotos utilizando electrodos de electroencefalografía. Un algoritmo desarrollado por científicos del Departamento de Psicología Biológica y Neuroergonomics en el Instituto de Tecnología de Berlín permite que el programa descifre los impulsos eléctricos y los converta en comandos de control útiles.

Sólo impulsos cerebrales eléctricos muy claramente definidos necesarios para el control son reconocidos por la interfaz cerebro-computadora. “No es una lectura de mentes, es un procesamiento de la señales puro “, dijo Tim Fricke, responsable de la investigación.

sourceimage“Una visión a largo plazo del proyecto es hacer más accesible el volar para las personas, con el control del cerebro, volar, en sí mismo, podría ser más fácil. Esto reduciría la carga de trabajo de los pilotos y de esta manera aumentar la seguridad. Además, los pilotos tendrían más libertad de movimiento para manejar otras tareas manuales en la cabina”.

Los científicos ya han tenido éxito en demostrar que el vuelo controlado por el cerebro es realmente posible, con una precisión asombrosa. Siete personas participaron en las pruebas del simulador de vuelo. Había diferentes niveles de experiencia de vuelo, incluyendo una persona sin ninguna experiencia práctica.

La precisión con la que estos pilotos de prueba manejaron los comandos de vuelo con el pensamiento habría sido suficiente, en parte, para cumplir con los requisitos de un examen para obtener licencia de vuelo.

“Varios de los probadores también lograron la aproximación de aterrizaje bajo escasa visibilidad. Uno incluso aterrizó a tan sólo unos metros de la línea central”, agrego.

Los científicos del TUM se centran ahora en particular sobre la cuestión de cómo deben modificar el sistema para adaptarse al nuevo método de control. Normalmente, los pilotos sienten resistencia en la dirección y deben ejercer una fuerza significativa cuando las cargas inducidas en la aeronave son demasiado grandes. Esta información se pierde cuando se usa el control cerebral. Los investigadores están buscando por lo tanto métodos alternativos de retroalimentación para indicar cuando el avión es sometido a turbulencias.

Referencia: TUM

Desde la Red…
Comentarios