El Museo Nacional de la Computación de Gran Bretaña ha salido con una interesante ocurrencia para hacerse de fondos y así reconstruir a Colossus, una computadora que hizo su trabajo entre los años 1935-1945, para ayudar a descifrar los mensajes criptográficos de los alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Se trata de que la gente patrocine un bulbo. Se trata de llegar a obtener 150,000 libras esterlinas para crear una nueva galería con la reconstrucción de la primera computadora electrónica programable.

El Museo Nacional de la Computación se encuentra localizado dentro del complejo Bletchley Park, pero a diferencia de otras instituciones, éste no recibe fondos de la Lotería Nacional de ese país y trabaja con presupuestos por demás modestos. Por supuesto que hay siempre donaciones de empresas como Google, HP, Microsoft, etc., y los benefactores son honrados con placas con sus nombres en las galerías. Ahora individuos y pequeñas organizaciones pueden hacer público su afán por mantener la historia del cómputo donando 10 libras para patrocinar uno de los bulbos de Colossus, cuya página está aquí. Su logotipo, foto o nombre podrá aparecer como uno de los donadores, en la página de Colossus.

Todo lo que tiene que hacer es marcar el pixel que se desa comprar (a 0.1 libras por pixel), subir su gráfica, poner el enlace (URL) a lo que se quiere aparezca sobre el texto y pagar vía PayPal. Es fácil, rápido y “poco doloroso”. La nueva galería está en el histórico bloque H, en el sitio donde el Colossus número 9 estuvo durante la guerra y donde la reconstrucción está tomando lugar. Se ha diseñado como un tributo a los analistas de criptografía en tiempos de Guerra, incluyendo a Tony Sale, quien fue pionero de la reconstrucción de Colossus, así como inspiración para las siguientes generaciones de científicos de computadoras e ingenieros.

El Colossus original, diseñado por un equipo encabezado por Tommy Flowers fue usado en 1944 para ayudar a descifrar mensajes encriptados entre Hitler y sus generales en la Segunda Gran Guerra. Con la ayuda de diez computadoras Colossus, la inteligencia británica logró reducir, se dice, la guerra en dos años amén de salvar un sinfín de vidas, gracias a la decodificación de esos mensajes alemanes.

Por décadas la información sobre Colossus fue un secreto muy bien guardado y su lugar en la historia de la computación no podía ser revelado. En 1975 los primeros detalles sobre Colossus se hicieron públicos y en 1990 se hizo una reconstrucción funcional de Colossus, por un equipo cuya cabeza fue Tony Sale, usando fragmentos de la información disponible en ese momento. Sale murió en el 2011.

Tim Reynolds, uno de los funcionarios involucrados con el asunto dijo: “El tributo de Tony Sale a los descifradores de código en tiempos de guerra es una inspiración y por ello estamos buscando recursos para poder reconstruir Colossus de manera que las siguientes generaciones sepan entender su significado. La muerte de Tony Sale el año pasado fue una pérdida trágica para todos nosotros, pero afortunadamente ya había empezado el plan de la nueva galería con ayuda del equipo de Museo”.

Al momento de escribir esto se han vendido 33,900 pixeles y restan 966,100 por venderse.

Fuente: i-programmer

Enlaces Patrocinados
Comentarios