Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

20160321_172312640_64094

Científicos del Instituto de Ciencia Básica en Seúl, Corea han desarrollado un parche electrónico capaz de realizar mediciones precisas de glucosa a través del sudor y a la vez administrar un fármaco para su control. Un dispositivo que podría un día literalmente eliminar el dolor de la gestión de la diabetes.

“Los diabéticos muestran renuencia a monitorizar sus niveles de azúcar en sangre debido al doloroso proceso de recolección de sangre. Nos enfocamos mucho en un sistema no invasivo de monitorización y terapia para los diabéticos”, dijo Hyunjae Lee, responsable de la investigación.

Para su fabricación el equipo de investigación usó el grafeno para desarrollar un parche delgado y flexible. El grafeno conduce la electricidad, y puede ser transparente, blando y muy delgado, explicaron los investigadores.650_1200

El parche también contiene varios sensores que detectan la humedad, los niveles de glucosa en el sudor, el pH y la temperatura. Además, el parche contiene microagujas sensibles al calor, que cuando el azúcar en la sangre está muy alta, administra metformina.

Las microagujas penetran la piel alcanzando el tejido subcutáneo y son muy pequeñas, por lo que no provocan dolor. Sólo miden 250 micrometros de diámetro y 1 milímetro de largo.

Los investigadores evaluaron la capacidad del parche de detectar la glucosa en dos humanos, y encontraron que el dispositivo pudo medir los niveles de azúcar en sangre con precisión.

En las pruebas con ratones, el fármaco administrado a través de la piel, pudo reducir los niveles de azúcar en sangre de 400 miligramos por decilitro a 120 miligramos por decilitro, señalaron los investigadores.20160321_172316509_42652

En alguien sin diabetes, un nivel normal de azúcar en sangre es menos de 140 miligramos por decilitro después de haber ingerido algún alimento, o menos de 100 en ayuno.

La insulina, la hormona necesaria para reducir el nivel de azúcar en sangre en las personas con diabetes tipo 1, no se utilizó porque es una proteína que sería difícil de administrar a través de microagujas debido a su gran tamaño, y sería vulnerable al proceso de calentamiento que permite al fármaco ser administrado a través de la piel, refieren los desarrolladores.

Sin embargo, a medida que este sistema siga desarrollándose, se espera considerar otros fármacos capaces de reducir el azúcar en sangre de forma más efectiva.

Ahora los investigadores refieren que su próximo paso es mejorar la estabilidad y precisión a largo plazo del sensor de glucosa en sangre, resolver cualquier obstáculo restante y comercializar el dispositivo. Sin duda un significativo avance que por su manera no invasiva podría ser el santo grial de la diabetes.

Referencia: Instituto de Ciencia Básica, Nature 

Desde la Red…
Comentarios