Dicen que un maestro de la escultura toma un bloque de material y sólo quita lo que sobra, para terminar con una escultura extraordinaria. Por supuesto que esto no es más que una broma, ¿pero lo es? En el media Lab del MIT parece que se han tomado esto como un reto. Ahora, gracias a una herramienta computarizada se puede crear prácticamente cualquier escultura sin necesidad de echarla a perder por un martillazo mal dado, que arruine todo.

El MIT ha desarrollado FreeD, un dispositivo manual que el da el control al artista, pero que no le permite cometer un error, un movimiento en falso que lo arruine todo. Para ello, se cuenta con lo siguiente:

  • Un sensor 6D que se incluye en la herramienta FreeD, la cual monitorea los movimientos de la misma.
  • Una computadora a bordo del dispositivo que se comunica con el sistema principal y toman el control si es necesario
  • Un bloque de un material susceptible de ser trabajado por la herramienta
  • Un model 3D CAD que guía al FreeD

Las funciones básicas de FreeD es la de intervenir cuando el dispositivo nota que el escultor está quitando material que no debe quitar del objeto que está esculpiendo, basándose en los planos del modelo 3D hecho con algún programa CAD. Si el escultor hace un movimiento equivocado o intenta quitar material del bloque donde el modelo tridimensional en la computadora le dice que no debe hacerlo, simplemente FreeD se detiene. Así, el escultor tiene la libertad completa de crear la imagen 3D que quiera (físicamente), una vez que el modelo original fue ya hecho con la herramienta FreeD.

“La idea de FreeD es permitir a los diseñadores involucrarse con el material físico y no solamente con el medio ambiente del programa CAD, y permitir que trabajen con su interpretación del modelo virtual”, explica los desarrolladores Amit Zoran y Joe Paradiso, del Responsive Environment Group del Media Lab del MIT. “Con ello, los diseñadores pueden crear algo único, basándose en un diseño genérico”.

Los diseñadores pueden usar software CAD como Rhino 3D para crear el modelo que usarán con la herramienta FreeD. Actualmente la herramienta requiere su propio espacio de trabajo porque usa un sistema que monitorea el movimiento llamado Polhemus Track Motion, que necesita ser instalado en la mesa de trabajo para comunicar el sesnor de 6 grados de libertad con el dispositivo FreeD.

El FreeD es básicamente un motor de corriente directa a manera de torno o fresa que se comunica con la computadora principal para ajustar qué tan rápido gira y el movimiento que debe dar en un momento dado para penetrar sobre el material. El sensor 6D se alínea de manera que lleve el control de los movimientos y tome el control si es necesario.

En la computadora, un plugin de Rhino, el Grasshopper, monitorea la actividad y toma el control si el artista se pasa de los límites marcados en el modelo virtual.

El equipo ya está trabajando sobre un nuevo modelo que es más preciso y da más control. De hecho, ya están pensando en modelos que dan capacidades de impresión 3D, por lo que los artistas no solamente puedan hacer esculturas quitando material, sino agregando éste si es necesario.

El video es sorprendente:

Fuente: GizMag

Enlaces Patrocinados
Comentarios