Otorgan a 23andMe patente para crear bebes de diseño

La empresa de genética estadounidense 23andMe conocida por sus kits de pruebas de ADN personales de $99 dólares, la cual te informa sobre tu predisposición genética hacia  las enfermedades así como tu historia ancestral ha anunciado su nueva patente sobre su sistema que permite a los futuros padres elegir los rasgos de sus hijos.

La patente número 8.543.339 concedida por la Oficina de Patentes de EE.UU. se describe como “la selección de donantes de gametos en base a cálculos genéticos” y es capaz de calcular los probables resultados genéticos de combinaciones entre el esperma u óvulo de un cliente y las células sexuales de otras personas para ayudar a engendrar al bebé deseado.

Entre las características que ofrece la tecnología como ejemplos de posibles opciones están la altura, el peso, el color de pelo, el color de ojos, la complexión física, la memoria, el riesgo de contraer ciertas enfermedades, los defectos congénitos del corazón, la esperanza de vida e incluso los gastos aproximados en la salud durante toda la vida. En total la compañía, que tiene cerca de 400.000 clientes, ofrece el análisis genético de más de 240 rasgos.

No obstante, la dirección de la empresa asegura que no tiene la intención de utilizar la tecnología para el diseño de los niños. “Cuando se introdujo la herramienta y se presentó la patente no pensamos en que podría tener aplicaciones para las clínicas de fertilidad”, comenta la portavoz de 23andMe Catherine Afarian, añadiendo que “nunca hemos perseguido esta idea y no tenemos planes de hacerlo”.

Según Afarian, el servicio existente se utiliza para predecir datos como el color probable de los ojos, la capacidad de metabolismo del alcohol, la composición de cera en los oídos, la percepción del sabor amargo, la tolerancia a la lactosa y la composición del músculo de contracción rápida de los hijos de los clientes.

Otorgan a 23andMe patente para crear bebes de diseñoUna imagen de la solicitud de patente de 23andMe que muestra la calculadora de selección de genes.

Sin embargo, en ciertos casos, este tipo de selección de los rasgos está en teoría disponible para la personas que utilizan el diagnóstico genético preimplantacional (DGP), una técnica de reproducción asistida en la que los médicos escanean el genoma de un embrión antes de ser implantado en una mujer. Básicamente, el DGP utiliza la tecnología para la prevención de enfermedades genéticas graves y en un pequeño pero creciente número de casos, para escoger el sexo del bebé.

Actualmente la mayoría de las clínicas que practican el DGP no ofrecen a los clientes una lista de posibles rasgos que no sean médicamente relevantes para elegir, ya que es ilegal en algunos países como Canadá, el Reino Unido y Australia. En EE.UU. en 2009 el especialista en fertilidad Jeffrey Steinberg presentó un plan para ofrecer a los futuros padres la posibilidad de escoger el color del pelo y los ojos de su bebé, pero recibió una tormenta de críticas y una considerable condena pública.

La elección de rasgos no médicos de los futuros hijos sigue provocando una amplia polémica en la sociedad mundial y mientras unos se oponen a esta tecnología genética, otros creen que diseñar los bebés mediante la selección de rasgos no es más siniestro que enviarlos a buenas escuelas o médicos.

Referencia: 23andMe

Enlaces Patrocinados
Comentarios