Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El investigador Oliver Kreylos, publicó un curioso artículo donde narra la experiencia de poder proyectar la imagen de su cuerpo en 3D y desplegarla en una oficina virtual, todo esto utilizando únicamente 3 sensores Kinect y un Oculus Rift.

Según explica Kreylos, para lograr este experimento es necesario colocar los 3 Kinects en un triángulo equilátero para capturar con precisión la imagen donde las cámaras del Xbox enviaran los datos obtenidos a un ordenador basado en Linux que analizara la información de profundidad y de la imagen captada por las tres Kinect fusionando toda esta información con la de un servidor externo enfocado únicamente a registrar la posición y orientación de la cabeza vía Oculus Rift y así crear este escenario virtual.

Decidí incrustar el vídeo en 3D en un modelo virtual de una oficina en 3D, para mostrar un posible escenario de colaboración a distancia / tele-presencia, con el fin de contrastar la naturaleza “cruda” del vídeo 3D con la mirada mucho más pulida del modelo 3D. Una de las cosas que hemos notado desde que empezamos a trabajar hace muchos años con vídeo en 3D para crear avatares “holográficos” fue que, aunque con vídeo en 3D de baja resolución y baja calidad, los avatares se sienten más reales, en cierto sentido, incluso más real que los avatares de movimiento-capturado de mayor calidad. Declaró Kreylos.

Aunque el video no logra tener una definición tan precisa del cuerpo en movimiento es un gran avance en tema a la realidad virtual, si consideramos que Kreylos también ha comentado que su máquina podría soportar hasta 6 Kinects sin mencionar que el modelo de estos son los utilizados para el Xbox 360, es de esperarse que con el modelo actual se obtengan mejores resultados.

Referencia: Doc-ok

Desde la Red…
Comentarios